18 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

“No medí las consecuencias, lo único que quería era salvarle la vida”

La directora de la estancia infantil dio a conocer su versión de los hechos.

Compartir en Facebook “No medí las consecuencias, lo único que quería era salvarle la vida”Compartir en Twiiter “No medí las consecuencias, lo único que quería era salvarle la vida”

Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Ante la noticia del fallecimiento de la menor de un año y cinco meses, que fue internada de emergencia el pasado 13 de mayo por asfixia, la directora de la estancia "Sol y Luna" ofreció una conferencia para dar a conocer su versión de los hechos. 

María Sebastián Pérez, encargada de la guardería, explicó a los medios de comunicación de la ciudad, que ante el accidente se siguieron los protocolos, aseguró que se le dio a la menor la asistencia médica que les han impartido en los cursos de primeros auxilios.

También te puede interesar: Asfixia provoca muerte cerebral a una niña, estaba en una guardería

“Me tomé el atrevimiento de llevarla en mi vehículo personal, arriesgue mi vida, porque nos podía pasar algo en el trayecto, no medí las consecuencias, lo único que quería era salvarle la vida” explicó la directora.

Dijo que esta tragedia afecta a las dos familias, a la suya y a la de los padres de la menor, pues este tipo de cosas cambian la vida. “Nos duele tanto como a ellos, obvio no es el mismo dolor, pero sí te afecta”.

Papeles en regla

También aclaró que su estancia tiene todas las licencias y permisos, muchos de ellos se realizan cada año, por eso es que están funcionando; además cuentan con un seguro para los menores que acuden al lugar.

“Las guarderías son catalogadas como un trabajo de alto riesgo”, señaló Sebastián Pérez.

Personal de Protección Civil comunicó que la suspensión que se aplicó a la estancia “Sol y Luna” será definitiva. 

La versión de los afectados

El pasado 13 de mayo, una menor de un año cinco meses, fue ingresada de emergencia al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de la avenida Kabah, tras presentar síntomas de asfixia por alimento.

De acuerdo con la versión de la madre, la menor se encontraba en las instalaciones de una guardería, ubicada en la Supermanzana 60,  cuando la dueña llamó para avisarle que su hija se encontraba inconsciente debido a que cuando estaba desayunando estornudó y se le atoró un pedazo de plátano en la garganta, por lo que le solicitó a la madre permiso para trasladar a la infante en su vehículo personal, pues la ambulancia no había llegado.

La menor falleció el día de ayer, 26 de mayo, en las instalaciones del IMSS, que se ubica en la avenida Kabah y José López Portillo. 

Con información de Teresa Pérez y Sergio Orozco 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios