25 de Septiembre de 2018

Riviera Maya

Cobran el impuesto pero no inspeccionan en Bacalar

El trámite faculta la verificación de establecimientos en las 58 comunidades.

En cada revisión el inspector analiza los alimentos mediante muestreos, también los contenedores de basura y su ubicación. (Juan Carlos Gómez/SIPSE)
En cada revisión el inspector analiza los alimentos mediante muestreos, también los contenedores de basura y su ubicación. (Juan Carlos Gómez/SIPSE)
Compartir en Facebook Cobran el impuesto pero no inspeccionan en BacalarCompartir en Twiiter Cobran el impuesto pero no inspeccionan en Bacalar

Manuel Salazar/SIPSE

FELIPE CARRILLO PUERTO, Q. Roo.- Todo dictamen sanitario tiene como finalidad preservar la salud, si es de los alimentos la higiene de los mismos, salud de los que venden, la limpieza del lugar y los que atiendan así como evitar fauna nociva en los lugares”, explicó Wilbert Leciano Fuentes, coordinador de salud del municipio.

 
El trámite les supone un doble gasto. Por un lado se tiene que pagar al estado por la verificación, y por el otro se paga al municipio, pero no lleva a cabo ninguna inspección.
 
“Son disposiciones que se dan tanto en el estado como en el municipio para la vigilancia de la salud de la población. Está estipulado en el Reglamento de Salud de Othón P. Blanco (en el cual se basa Bacalar porque no se ha gestionado un reglamento propio), en la Ley General de Salud y en la Ley de Salud del Estado.
 
En las revisiones se pide el certificado de fumigación contra ratas y otros animales indeseables, además de tarjetas de salud la cual se pide tanto en los restaurantes como en los bares a meseros y meseras, además de las personas que preparan los alimentos.
 
Recientemente la Cofepris cerró seis expendios de agua purificada en las comunidades de Bacalar. En las revisiones se contempla no solo las condiciones del agua, sino también la higiene del local y del personal.
 
En cada revisión el inspector sanitario revisa los alimentos mediante muestreos, también revisa los contenedores de basura y la ubicación de los mismos.
 
La competencia del municipio gira en torno a los ambulantes, sin embargo, en las 58 comunidades bacalarenses no se llevan a cabo inspecciones, por lo cual sólo la ciudad de Bacalar está cubierta. “Debe de haber ambulantes en pocas comunidades como Limones, Maya Balam, Altos de Sevilla”, listó Leciano Fuentes.
 
Para solicita el dictamen sanitario se debe presentar un escrito firmado por el propietario del lugar, un croquis de la ubicación del establecimiento, una copia del uso de suelo expedido por el municipio, una copia de comprobante de domicilio del establecimiento y la copia del alta de Hacienda.
 
El coordinador de Salud comentó que hasta la fecha no tiene conocimiento de algún centro nocturno de los denominados “giros negros” en los cuales se ofrecen servicios sexuales: “A las meseras se les pide la tarjeta de salud y exámenes de transmisión sexual por simple higiene”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios