13 de Noviembre de 2018

Opinión QRoo

Otra fuga en el PRI

El batallón tricolor no había soportado un vendaval de deserciones...

Compartir en Facebook Otra fuga en el PRICompartir en Twiiter Otra fuga en el PRI

El batallón tricolor no había soportado un vendaval de deserciones como el que apedrea su rancho en este proceso electoral; el más reciente es Rodolfo Vallín Lugo, quien fue Secretario de Desarrollo Económico y Social en el gobierno de Miguel Borge Martín, tío del despreciado ex gobernador Roberto Borge Angulo.

Establecido en el agitado Cancún, Rodolfo Vallín se había consolidado como un duro crítico de la dirigencia estatal de su partido, encabezada por el chetumaleño Raymundo King de la Rosa. Su desprendimiento ya no sorprende por las dimensiones de la fuga de valores priistas, para quienes su opción preferida es Morena.

El PRI no tiene la fortaleza para soportar despedidas tan frecuentes, evaluando el tamaño del desafío que asoma en el horizonte caribeño. Por primera vez en toda su historia irá a la guerra en Quintana Roo con uniforme de opositor, ya que entregó la gubernatura a la alianza formada por panistas y perredistas que aprovechó el poderío de la candidatura de otro priista: Carlos Joaquín González.

Previamente José Luis “Chanito” Toledo Medina abandonó el ferri tricolor repleto de bombas, atraído por la posibilidad de ser candidato del PRD a la alcaldía de Cancún, desenlace en el aire por la cascada de ambiciones en ese partido habituado a los choques internos por deporte.

El ritmo de deserciones en el Tricolor es motivado en gran parte por la ausencia de uno de los suyos en la gubernatura, donde residía la mayor fuente de poder que mantenía la disciplina en ese partido que se ha convertido en el principal abastecedor de políticos en Morena, comenzando por su delegado estatal José Luis Pech.

El proceso electoral apenas amanece y el escenario para el PRI luce complicadísimo, en gran parte por los daños causados por el borgismo que los llevó a la ruina, apartándolos de irresistibles posiciones de poder.

Precisión de María Hadad 

María Hadad Castillo –candidata del PRI a la alcaldía capitalina– aclaró que no enfrenta presiones de la diputada federal Arlet Mólgora Glover –o de su grupo–, mucho menos que pretenda imponer en la planilla a su esposo Miguel Pérez Cetina.

“Soy la más interesada en respetar la normatividad y la legitimidad en los espacios, tal como ordenan nuestros estatutos”, aclaró la ex diputada local que intentará recuperar para su partido la alcaldía de Othón P. Blanco, arrebatada por vez primera por la oposición en el proceso de 2016.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios