20 de Septiembre de 2018

Riviera Maya

Comercio de la ribera se recupera

Las liquidaciones pagadas a los cañicultores dejó una fuerte derrama económica.

Los establecimientos que aún sobreviven tienen que ver con la venta de alimentos, insumos agrícolas o productos básicos.(Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Los establecimientos que aún sobreviven tienen que ver con la venta de alimentos, insumos agrícolas o productos básicos.(Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Compartir en Facebook Comercio de la ribera se recupera  Compartir en Twiiter Comercio de la ribera se recupera

Edgardo Rodríguez/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El  comercio de la ribera del río Hondo tuvo un repunte a finales del año pasado, cuando el precio de la caña alcanzó un precio superior a los 470 pesos por tonelada, pues con las liquidaciones pagadas a los cañicultores, la derrama económica fue superior a los 200 millones de pesos.

Varios comerciantes de la zona aseguraron que durante los años 2013, 2014 y parte del 2015, distintos establecimientos reportaron pérdidas e, incluso, se dio el cierre de por lo menos 200 locales, según información de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), delegación Río Hondo.

Israel Castillo Olivera, comerciante de la comunidad de Javier Rojo Gómez, señaló que durante los últimos tres años se resintió una crisis en la zona cañera, pues a consecuencia del desplome en el precio de la tonelada de caña de azúcar los productores vieron reducidas sus ganancias.

También te puede interesar: Chetumal emprende acciones para recuperar el turismo beliceño

Ante ello, varios comercios sufrieron por la crisis en el sector azucarero dado que la mayor parte de ellos depende del dinero que circula por el pago a los productores cañeros y de los obreros del ingenio San Rafael de Pucté, por lo que al no contar con recursos para la compra de diversos bienes los comercios reportaron pérdidas.

Según Manuela Morales Ramírez, comerciante de la comunidad de Francisco Botes, ante esta situación, algunos comercios que se encuentran en comunidades cercanas a la frontera natural con Belice, tuvieron que apuntalar sus ventas hacía los compradores que provienen del vecino país de Belice o en su caso aumentar el envío de productos a través del río Hondo, lo que les ayudo a recuperar parte de las ventas que no se lograban en la zona a raíz de la crisis.

Aseguró que la mayor parte de los comercios que cerraron fueron los dedicados a la venta de productos textiles o aparatos electrónicos, pues son de segunda necesidad. En contraste, señaló que los establecimientos que aún sobreviven tienen que ver con la venta de alimentos, insumos agrícolas o productos básicos.

Ambos entrevistados aseguraron que durante el cierre del 2015 tuvieron buenas ventas, mejores que las reportadas durante los dos años anteriores y esperan que para este 2016 la situación siga positiva.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios