24 de Octubre de 2018

Quintana Roo

Consejos, probados científicamente, para la buena suerte

Según un estudio científico la buena suerte depende mucho de la actitud positiva ante la vida. (dineroenimagen.com)
Según un estudio científico la buena suerte depende mucho de la actitud positiva ante la vida. (dineroenimagen.com)
Compartir en Facebook Consejos, probados científicamente, para la buena suerteCompartir en Twiiter Consejos, probados científicamente, para la buena suerte

Agencia
MÉXICO, D.F.- Te levantas tarde porque el despertador no sonó, se va el agua justo a media ducha y cuando ya estás listo el auto no arranca o te deja el autobús… Y a pesar de que tus amigos foráneos te digan que tienes suerte de vivir en el Caribe mexicano, te parece que la mala suerte te persigue, pero eso puede cambiar.

Richard Wiseman, profesor de psicología en la Universidad de Hertfordshire, realizó  una investigación con todo el rigor de la ciencia acerca de la suerte, en la cual estudió los casos de más de mil personas que en verdad parecían tener las peores de las fortunas, informa el portal web dineroenimagen.com.

También te puede interesar: Miedo, ira y tristeza pueden ser eliminados ¡desde la nariz!

De acuerdo con el investigador, las personas sí pueden cambiar su suerte, ya que ésta no es algo paranormal, sino un hecho que creamos con nuestros pensamientos y actitudes ante la vida; para probarlo enseñó a las personas a cambiar su destino.

Al final 80% de las personas que siguieron los consejos de lo que Wiseman llamó ‘La escuela de la suerte’, dijeron que su panorama había cambiado. En promedio, estas personas estimaron que su suerte había aumentado en más del 40% y, además, eran más felices.

Así que te compartimos cuatro de los consejos de Wiseman para cambiar tu destino:

Maximiza tus oportunidades

La gente afortunada actúa sobre las oportunidades que encuentra en su vida; intenta, empieza de a poco con un sinfín de proyectos y basa su aprendizaje en la iteración; al contrario de los desafortunados que sufren de parálisis por análisis.

Según Wiseman ciertos tipos de personalidades tienen más suerte, ya que tienden a crear escenarios que maximizan las oportunidades:

 

  • Las personas extrovertidas: Más tiempo con los demás, posibilidades más interesantes.
  • Las personas que no son neuróticas: Las personas ansiosas tienen menos probabilidades de darse cuenta y aprovechar las oportunidades.
  • Las personas que están abiertas a nuevas experiencias: Si te resistes a lo nuevo, es probable que no tengas muchas oportunidades de cambiar tu destino.

Escucha tus corazonadas

La gente afortunada actúa según sus intuiciones en muchas áreas de sus vidas.

Casi el 90% de las personas afortunadas dijo que confiaba en su intuición cuando se trataba de relaciones personales, y casi el 80% aseguró que ésta jugó un papel vital en su carrera y en sus decisiones financieras.

“Lo que parece ser la intuición en realidad es una experiencia en el área, un patrón que de alguna manera el cuerpo y el cerebro ya detectaron"

“Lo que parece ser la intuición en realidad es una experiencia en el área, un patrón que de alguna manera el cuerpo y el cerebro ya detectaron y tú no has visto conscientemente. La gente con mala suerte suele no seguir su intuición ya que no sabe de dónde viene y se siente ansiosa por eso y por la decisión que debe tomar”, afirma el investigador.

Espera la buena fortuna

En promedio, las personas afortunadas pensaron que había una probabilidad del 90% de pasarla muy bien en sus próximas vacaciones, y una probabilidad del 84% de lograr al menos una de sus ambiciones en la vida.

La magia está en que cuando piensas que las cosas saldrán bien, perseveras. Y cuando eres resistente, brindas más posibilidades que trabajan en tu favor.

Y aunque pueda sonar ingenuo, resulta que mientras que los pesimistas ven el mundo con mayor precisión, los optimistas son más propensos a tener suerte porque sus ‘delirios’ o ‘autoengaños’ -si así los quieres ver- los empujan hacia las nuevas oportunidades.

Así que ser un poco iluso te puede ayudar, porque el exceso de confianza aumenta la productividad, te sesga positivamente, disminuye el estrés y aumenta la tolerancia al dolor, al tiempo que mejora el trabajo en equipo.

Dale la vuelta

La gente afortunada no siempre tiene suerte, pero maneja la adversidad de manera distinta a las personas con mala suerte y ve el lado positivo de la situación.

Sobre todo porque estas personas están convencidas de que cualquier tropiezo en su vida traerá a la larga algo mejor y, en consecuencia, toma medidas constructivas para evitar más mala suerte en el futuro.

Así que ante la decepción no renuncies a un nuevo futuro ni te encierres en la casa porque eso no te va a ayudar. 

Y tú, ¿Qué esperas entonces para cambiar tu destino?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios