21 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

¡Cambiar una llanta es sencillo! Sigue estos pasos

No importa si eres hombre o mujer, siempre es necesario saberlo por cualquier emergencia.

Cambiar llantas es una tarea fácil, siempre y cuando estés dispuesto a dar un pequeño esfuerzo. (Contexto/Internet)
Cambiar llantas es una tarea fácil, siempre y cuando estés dispuesto a dar un pequeño esfuerzo. (Contexto/Internet)
Compartir en Facebook ¡Cambiar una llanta es sencillo! Sigue estos pasos Compartir en Twiiter ¡Cambiar una llanta es sencillo! Sigue estos pasos

Agencias
CANCÚN, Q. Roo.- ¿Te quedaste en medio de la carretera con una llanta ponchada? ¡Quieres cambiar la llanta sin pedir la ayuda de nadie! Afortunadamente, cambiar llantas es una tarea fácil, siempre y cuando estés dispuesto a dar un pequeño esfuerzo y no importa si eres hombre o mujer. El portal ‘Wiki how’ comparte los siguientes pasos:

1.- Encuentra un lugar plano, estable y seguro para cambiar la llanta

Necesitarás una superficie sólida y nivelada que evitará que el auto se mueva. Si estás cerca de una carretera, parquea tan lejos del tráfico como puedas y prende las luces de emergencia. Evita el suelo blando y las colinas.

2.-Presiona el freno y coloca a tu auto en posición de parqueo

Si tienes transmisión estándar coloca el auto en primera o en reversa.

3.- Coloca el gato

Coloca el gato por debajo de la llanta que vas a cambiar. Asegúrate de que la llanta entre en contacto con la porción de metal del auto.

Muchos autos tienen moldes de plástico cerca. Si quieres colocar el gato en el lugar indicado necesitarás romper el plástico cuando comiences a levantarlo. Si no estás seguro sobre cómo colocarlo, lee el manual de instrucciones.

Muchos autos modernos tienen una pequeña marca por detrás de la llanta delantera, o dentro de la tracción trasera, donde se supone que debe estar el gato.

4.- Quita las tapas para llantas y quita los tornillos

No los quites todos, solo debes quitar la resistencia. La llanta en el piso es sinónimo de que estás sacando los tornillos, no la llanta.

Usa una llave inglesa que vino junto a tu auto, o una llave común. La llave inglesa debe tener diferentes tamaños con diferentes terminaciones. El tamaño correcto va a deslizarse a través del tornillo.

Puede tomar un poco de fuerza aflojar los tornillos. Si todo lo demás fracasa, puedes usar tu peso corporal o usar una de manera correcta la llave.

Una llave cruzada puede darte la misma fuerza que una llave sencilla.

5.- Gira la manija para colocar la llanta en el piso

Debes levantarlo lo suficiente como para quitar la llanta desinflada y reemplazarla con la llanta de repuesto.

Mientras lo levantas, asegúrate de que el auto esté estable. Si notas alguna inestabilidad, baja la gata y resuelve el problema antes de volver a levantar el auto.

Si notas que la gata se va hacia un ángulo, baja la altura y vuelve a posicionarlo para que puedas volver a levantarlo.

6.- Quita los tornillos

Quítalos en la misma dirección de un reloj hasta que salgan. Repite este paso con todos los tornillos, y después quita los tornillos por completo.

7.- Quita la llanta

Coloca la llanta desinflada por debajo del vehículo para que, si es que pasa algo, el vehículo caiga en la llanta desinflada y así evites cualquier accidente. Si la gata está sobre una superficie plana y sólida no tienes por qué tener problemas.

8.- Coloca la llanta en el centro

Ten mucho cuidado al alienar la montura con los pernos de la llanta, luego coloca los tornillos.

9.- Ajusta los tornillos hasta que estén listos

Deben girar con normalidad.

Usando una llave inglesa, ajusta los tornillos lo más que puedas. Para asegurarte de que la llanta esté balanceada, no termines de ajustarla por completo. Da la vuelta cada tornillo hasta que estén completamente ajustados.

Evita usar demasiada fuerza ya que puedes alterar la gata. Si aprietas demasiado fuerte los tornillos puede pasar que el auto se caiga.

10.-Baja el auto sin aplicar todo el peso en el neumático 

Aprieta los tornillos lo más que puedas. Termina de apretar todos los tornillos y vuelve a colocar las tapas de las llantas.

11.-Coloca la llanta vieja en la cochera y llévala al mecánico 

Obtén un estimado de cuanto te va a costar la reparación. Las perforaciones menores pueden costar menos de $15 cada uno. Si no se puede reparar la llanta, puedes deshacerte de ella de manera correcta y comprar un reemplazo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios