23 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Haz tu propio bloqueador solar ¡en casa!

Si bien el sol ayuda a la producción de vitamina D y mejora el estado de ánimo, hay que protegerse.

El sol trae beneficios físicos y anímicos, pero exponerse a sus rayos sin protección puede ser contraproducente. (labioguia.com)
El sol trae beneficios físicos y anímicos, pero exponerse a sus rayos sin protección puede ser contraproducente. (labioguia.com)
Compartir en Facebook Haz tu propio bloqueador solar ¡en casa!Compartir en Twiiter Haz tu propio bloqueador solar ¡en casa!

Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La exposición a la luz solar tiene múltiples beneficios, tanto anímicos como físicos; sin embargo, el debilitamiento de la capa de ozono, que nos protege de los rayos ultravioleta, hace que los cuidados deban intensificarse y acá te ofrecemos una manera de hacerlo de forma orgánica.

El principal beneficio de estar al sol es la producción de vitamina D, que ayuda a la absorción del calcio y fosfato, minerales esenciales para los huesos; la deficiencia de esta vitamina puede producir raquitismo en los niños y osteoporosis en los adultos, explica el portal web labioguia.com.

También te puede interesar: ¿Sabías que tu bloqueador puede dejar sin comer a los peces? 

La exposición a la luz solar también favorece el buen funcionamiento del sistema inmunológico, combate las infecciones respiratorias y fortalece la constitución muscular. Al mismo tiempo, estimula los neurotransmisores que controlan el estado del ánimo

Haz tu propio protector solar

Sin embargo exponerse al sol sin la debida protección puede tener consecuencias en la piel, por eso te compartimos una forma de hacer tu propio bloqueador solar; estas opciones naturales te ayudarán a cuidarte, aunque por sí mismas no serán suficientes para todo un día al aire libre:
•    Aceite de coco
•    Aceite de semillas de zanahoria
•    Aceite de semillas de frambuesa
•    Aceite de aguacate
•    Aceite de soja
•    Manteca de karité
•    Aceite de sésamo
•    Aceite de germen de trigo
•    Aceite de maní
•    Aceite de cáñamo

Para una protección más duradera, deberás juntar cualquiera de estos aceites con óxido de zinc; de la cantidad que agregues, dependerá el factor del producto final. Ten la precaución de colocarte una máscara para trabajar con este material, ya que su inhalación puede ser peligrosa.

Ingredientes

•  2 cucharadas de aceites (puedes combinar cualquier de los anteriores).
•  30 gr de cera de abeja.
•  30 gr de manteca (de karité, de mango o cacao, puedes mezclar cualquiera de estas variedades).
•  1 cucharadita de aceite de germen de trigo.
•  10 gr de óxido de zinc en polvo (obtendrás un factor 10-12 con esta cantidad).
•   30 gotas de aceites esenciales (opcional).

Preparación

  1. Derrite los aceites (no los esenciales ni el de germen de trigo), la cera de abeja y la mantequilla a baño María.
  2. Deja que la mezcla se enfríe antes de agregar el aceite de germen de trigo, el óxido de zinc y los aceites esenciales.  Revuelve hasta que el óxido de zinc se disuelva.
  3. Coloca el preparado en un recipiente con dispensador. Al enfriarse, se solidificará.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios