23 de Septiembre de 2018

Cancún

Confiesan sicarios del Cártel del Golfo sus crímenes en Cancún

Se adjudican el de la descuartizada de Villas Otoch Paraíso.

Los cuatro integrantes detenidos el pasado viernes confesaron sus crimenes en Cancún. (Redacción/SIPSE)
Los cuatro integrantes detenidos el pasado viernes confesaron sus crimenes en Cancún. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Confiesan sicarios del Cártel del Golfo sus crímenes en CancúnCompartir en Twiiter Confiesan sicarios del Cártel del Golfo sus crímenes en Cancún

 

Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- Quienes dijeron pertenecer al “Cartel del Golfo” (CDG) y estar colaborando con el grupo delictivo de “Los Pelones” para limpiar la plaza de “Zetas”, confesaron cinco crímenes, dentro de los cuales se encuentra la descuartizada que apareció en un bote de basura en Villas Otoch Paraíso y los dos putrefactos hallados el pasado viernes en Cuna Maya.
 
Flavio Alfonso Romero López de 33 años originario de Nayarit, Jorge Agustín Jiménez de 33 años originario de Veracruz, Álvaro Enríquez Chable  Yanes de 25 años y Edgar Octavio Escalante Molina de 24 años, los dos últimos originarios de Yucatán; todos confesaron haber participado en al menos cinco crímenes perpetrados en Cancún.
 
Los cuatro fueron detenidos el pasado viernes a las 23:45 a bordo de un taxi con número económico 1611 y placas 3097TPA de Quintana Roo en la colonia el Pedregal, cerca de la salida rumbo a la carretera Cancún-Mérida, quienes transportaban a dos jóvenes encintados en la cajuela del vehículo.
 
Los sujetos hablaron acerca de la descuartizada que apareció en el bote de basura de Villas Otoch Paraíso, en la Región 259, manzana 102, lote 30, el pasado cinco de enero del año en curso. De acuerdo con los datos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), la fémina fue primeramente torturada, después asfixiada y posteriormente desmembrada. Una parte del cuerpo de encontró en la dirección mencionada y el resto en el basurero municipal. Otras de las ejecuciones perpetradas por los individuos fueron las de los dos cuerpos hallados en un área verde de la Región 203 a 20 metros de la avenida 20 de Noviembre, en la colonia Cuna Maya. Los cuerpos putrefactos tenían en los pies grilletes cromados y sus cabezas estaban semidesprendidas  y cubiertas con cinta industrial gris. El resto de los crímenes aún serán esclarecidos.
 
En la detención de estos individuos y sus víctimas encajueladas que se salvaron de ser ejecutados, Carlos Tonatiuh Moreno de 19 años y el menor de 16 años I.J.B.A, quienes indicaron pertenecer al grupo delictivo de los “Zetas”, las víctimas dijeron haber sido “levantados” en la discoteca “El Rinconcito”, cerca del parque de Las Palapas. Se les privó de la libertad, se les indicó que serían asesinados por trabajar para sus rivales, se les encintó y colocó en la cajuela del taxi en la Región 102 para llevarlos, a lo que de acuerdo con el inferir de las autoridades municipales, sería una muerte a golpes con palos y fierros, pues esas fueron las armas que encontraron en el vehículo asegurado.
 
En la revisión de los celulares de los individuos se encontraron mensajes de texto en dónde se indicaba que hay sujetos vigilando la salida y entrada de los Policías Judiciales, de los elementos de SSP e incluso del Ejército. También se halló que en algunas casas y lugares de Cancún tienen escondidas armas largas y droga, de las cuales aún no se dieron detalles. El día de la detención y ayer el ejército mexicano, la naval y SSP buscaban en tres puntos las supuestas armas y droga pero no tuvieron éxito. Se presume que había dos víctimas más que serían ejecutadas pero que lograron escapar de sus captores.
 
La detención de los cuatro integrantes del CDG y de los dos “Zetas” rescatados, se logró debido a una denuncia anónima al número de emergencias 066 debido a que se observó como metían a dos sujetos a la fuerza a un automóvil en la Región 102. 
 
La Policía municipal ya se encontraba tras las huellas de dos taxis suscritos al sindicato de los “martillos” en Cancún y de una camioneta blanca en donde a bordo se trasladaban varios sujetos; el objetivo era rescatar a dos sujetos levantados. Inmediatamente a la búsqueda se sumaron las fuerzas armadas. 
 
La búsqueda del convoy de delincuentes inició en la avenida López Portillo, al convoy se le marcaba el alto sin tener éxito por lo que se detonó una persecución vehicular hasta la colonia El Pedregal, en donde el taxi 1611 bloqueó el camino dejando que el resto del convoy lograra escapar. Los cuatro individuos mencionaron que venían del centro y se negaron a dejar que se les haga una revisión de rutina amenazando a los uniformados que no se metan con ellos porque pertenecían a un cartel y se las verían negras, al mismo tiempo comenzaron a escucharse ruidos provenientes del maletero del taxi y gemidos de desesperación; los municipales sometieron a los delincuentes, abrieron la cajuela y encontraron a dos encintados pidiendo socorro.
 
Al momento de la detención Jorge Agustín Jiménez, quien manejaba el taxi, dijo que era el segundo al mando del CDG en unión con Los Pelones y Álvaro Enrique Chable indicó que el había participado en dos homicidios. Ayer SSP y el ejército integrarían una búsqueda para hallar más cuerpos, productos del crimen de quienes dijeron ser “mata zetas”.
 
Novedades de Quintana Roo publicó ayer de última hora los hechos preliminares mientras se perpetraba la detención de los malhechores en dónde aun no se esclarecía de qué grupo o grupos delictivos se trataba.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios