24 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Conoce a los 'personajes' que dan el mal ejemplo en el gimnasio

Un experto advierte que pasar más tiempo en el gimnasio no garantiza obtener buenos resultados. (Contexto/SIPSE)
Un experto advierte que pasar más tiempo en el gimnasio no garantiza obtener buenos resultados. (Contexto/SIPSE)
Compartir en Facebook Conoce a los 'personajes' que dan el mal ejemplo en el gimnasioCompartir en Twiiter Conoce a los 'personajes' que dan el mal ejemplo en el gimnasio

Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- No todas las personas tienen la voluntad de salir a la calle a hacer ejercicio y de establecer una rutina de entrenamiento de manera individual, por lo que la solución que suelen encontrar es "forzarse" a dedicar horas del día a la actividad física inscribiéndose en un gimnasio.

Lo malo es que esta "voluntad" suele ser pasajera y tan sólo un pequeño porcentaje logra alcanzar una regularidad en sus entrenamientos, por eso José Miguel del Castillo, licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, citado en un artículo del portal BBC Mundo,  enlista a los diferentes personajes que cometen los errores más frecuentes en los gimnasios.

También te puede interesar: Fortalece el músculo más importante de tu cuerpo con esta rutina

1. Los que lo saben todo. Es el que llega al gimnasio y no pide ayuda a un profesional especializado o al monitor de sala y comienza a hacer ejercicios imitando a los llamados usuarios "pro" con mucha más experiencia.

2. Los amigos. Suele ocurrir durante las charlas en los momentos de recuperación que se pide consejos a amigos u otros usuarios en lugar de acudir a los profesionales en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.

3. Los que hablan. Uno de los beneficios de ir a un gimnasio es la interacción social, pero hay que tener cuidado para mantener el rumbo hacia el objetivo principal: hacer ejercicio.

Otro elemento surge con el avance de los nuevos dispositivos móviles, que facilitan las conversaciones por teléfono y distraen a las personas del ejercicio que están realizando.

4. Los que "entrenan el ego" en vez del cuerpo. Del Castillo explica que el problema es que se utilizan cargas superiores de las que somos capaces de emplear, realizando el gesto técnico mal, con riesgo de lesión o ineficacia del entrenamiento.

"Ocurre generalmente en chicos que quieren demostrar que están fuertes al resto de usuarios de la sala y con una personalidad competitiva. Es un gran error que puede tener sus consecuencias", advierte el experto.

5. Los que miran el reloj. La cantidad de tiempo que se pasa en un gimnasio, no siempre garantiza que el ejercicio sea eficiente, ni que se esté logrando una progresión.  No por estar mucho tiempo en un gimnasio quiere decir que se conseguirán los objetivos deseados.

"Esto último conduce a fatiga, sobre-entrenamiento, lesiones, o abandono por no poder compaginarlo con la vida social. Una hora para la mayoría es más que suficiente", señala .

6. Los que disfrutan el dolor. "Cuantificar la eficacia de un entrenamiento en base a las agujetas o la congestión muscular. No tiene fundamento científico que lo sustente".

7. Los impacientes. Abarcar varios objetivos simultáneamente no es tan eficiente como concentrar el esfuerzo en un objetivo por cada periodo de entrenamiento. El que abarca mucho poco aprieta. Es mejor hacer sesiones cortas pero con un objetivo específico que largas jornadas de entrenamiento.

8. Los eufóricos. El exceso de motivación puede guiarnos a cometer errores importantes que suelen terminar en lesiones.

9. Los que están entre beber y no beber. Ni mucho, ni poco, ya que hay que hidratarse lo justo. La falta de hidratación provoca fatiga, mareos, peor recuperación, calambres musculares, o incluso tendinitis. También puede haber aumento de la frecuencia cardíaca.
El consumo de líquidos debe de ser constante, pero hay que tratar de evitar el exceso.
"Beber antes, durante y después. No esperar a tener sed porque ya es tarde", recomienda.

10. Los que no saben cómo vestirse. Aquí la variedad va desde los que utilizan lo primero que encuentran en el armario hasta los que están más pendientes de la moda y de cómo se ven que de lo práctico de las prendas.

"Al utilizar tejidos que no transpiran o no son elásticos se limita mucho los movimientos del cuerpo. Hay que evitar utilizar ropa de calle, bañadores, etc. y especial cuidado con pulseras, collares y pendientes que se pueden enganchar fácilmente", concluye Del Castillo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios