Constructora deja a familias de Playa del Carmen sin luz ni internet

Los vecinos de Villa Maya denuncian que la empresa no se hace responsable por el incidente.

|
(Octavio Martínez)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Familias del condominio Villa Maya denuncian que fueron afectadas por una constructora que rompió infraestructura dejándolos sin luz ni conexión a internet.

De acuerdo con representantes de las alrededor de 300 familias, trabajadores de la empresa Fraccionamiento Bonanza perpetraron el menoscabo en sus instalaciones por lo que se manifestaron el pasado viernes por la noche, incluso hubo necesidad de que llegara la policía municipal porque los empleados se negaban a reparar el daño.

Hasta la tarde de ayer la afectación continuaba pues las familias carecían de ambos servicios. Dijeron que tanto el internet como la energía eléctrica son de importancia debido a las restricciones sanitarias por la pandemia del coronavirus, por ello muchos no pueden realizar sus labores en la modalidad de home office y jóvenes con niños no pueden tomar clases a distancia.

“La constructora nos ha hecho afectaciones en menos de un mes de luz y la segunda vez de telefonía de internet, seguramente no han de tener planos, licencia, y nadie se hace responsables de los daños, no nos dejan hablar con el responsable de obra, simplemente dicen que lo van a reparar (…) esto es muy repetitivo, hace ocho días rompieron los cables de internet y telefonía, hoy lo vuelven a hacer, hace una semana se llevaron los cables de mediana tensión”, explicó José de Jesús García Mora, administrador en una parte de Villa Maya.

El lugar se encuentra apartado de la mancha urbana de Playa del Carmen, pues está al final de la avenida Universidades.

(Octavio Martínez)

El punto donde ocurrió el incidente es a un lado de la entrada de Villa Maya y en el acceso al desarrollo del fraccionamiento Bonanza que, de acuerdo con una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), el promovente para que el proyecto obtuviera autorización federal fue el Banco Inbursa.

En el lugar se encontraban trabajadores de la empresa, pero se negaron a hablar sobre los hechos.

(Octavio Martínez)

 

Cargando siguiente noticia