19 de Enero de 2018

Quintana Roo

Continúan bajas ventas en Mercado 23 en vacaciones

Los locatarios dicen que en estos días no representan grandes ganancias

El mercado 23 durante estos días luce casi desierto. (Jesús Tijerina/SIPSE)
El mercado 23 durante estos días luce casi desierto. (Jesús Tijerina/SIPSE)
Compartir en Facebook Continúan bajas ventas en Mercado 23 en vacacionesCompartir en Twiiter Continúan bajas ventas en Mercado 23 en vacaciones

Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.-Adentrarse al mercado 23 es conocer un lugar con más de 40 años de vida, que poco a poco se ha visto afectado por las ventas bajas; se pueden ver las cortinas de los locales que no han tenido más remedio que cerrar.

Entró abril y el puente vacacional de Semana Santa continúa, pero los comerciantes simplemente no ven el repunte de sus ventas. Para ellos estos días ya no representan grandes ganancias como hace unos años.

Para Juan Arriaga Solís, locatario de comida china, las ganancias ya no son iguales y aunque tiene esperanzas de mejorar sus ventas, estas sólo empeoran; él llegó al mercado hace más de cuatro años y recuerda que las ventas diarias ascendían a más de cuatro mil pesos; hoy tiene que conformarse con obtener menos de dos mil pesos.

Las pescaderías durante la temporada de Cuaresma aumentan sus ventas pero este año se vieron perjudicadas debido a que el mal tiempo no permitió que los pescadores les pudieran surtir producto. 

Manuel Aguirre Canté, vendedor de pescado, expresó que los locatarios se ven seriamente golpeados, ya que deben bajar los precios del pescado porque es congelado y no fresco. “Durante estas fechas vendo alrededor de 20 o 30 kilos diarios, pero en esta ocasión no se pudo aunque lo poco que había se vendía; las ventas pudieron ser más altas”, comentó Aguirre Canté.

El frente frío número 34 limitó la navegación a los pescadores por más de cinco días del 12 al 17 de marzo debido a que los vientos eran de 35 a 40 kilómetros por hora.

A un costado del local de Manuel Aguirre se encuentra el restaurante de Arturo Quintana, cuyas especialidades son a base de pescado; él ya no piensa en las temporadas alta y baja, pues simplemente el turismo ya no se acerca al primer mercado que tuvo la ciudad. 

El mercado 23 durante estos días luce casi desierto; los locatarios se quedan sentados  junto a sus comercios para esperar a los pocos clientes que lleguen. Hay días buenos pero son más los malos.

Durante la semana pasada dos locales más cerraron de 50 que tiene el mercado. Para los comerciantes su mayor preocupación y la pregunta que se hacen es qué pasará con el mercado 23.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios