19 de Septiembre de 2018

Policía

Corre río de alcohol por el bulevar Bahía

De las personas detenidas entre el 31 de diciembre y el 1 enero, 32 fueron apresadas en la conocida zona; la mayoría estaba alcoholizada.

Como parte del operativo fueron instalados puntos de revisión para verificar el estado de los conductores. (Francisco Sansores/SIPSE)
Como parte del operativo fueron instalados puntos de revisión para verificar el estado de los conductores. (Francisco Sansores/SIPSE)
Compartir en Facebook Corre río de alcohol por el bulevar BahíaCompartir en Twiiter Corre río de alcohol por el bulevar Bahía

 

Ernesto Neveu/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- El excesivo consumo de alcohol durante la madrugada de ayer, derivó en la detención de 32 personas, entre ellos 13 menores de edad, que, ya bajo los influjos etílicos, escenificaron algunas reyertas en la vía pública, por lo que elementos de la Policía Municipal Preventiva (PMP) tuvieron que someterlos por violentar el Bando de Policía y Buen Gobierno vigente en Othón P. Blanco. En suma, fueron 55 detenidos, seis de ellos puestos a disposición del agente del Ministerio Público del Fueron Común por diferentes delitos.
 
“Fueron ríos de alcohol los que corrieron la madrugada del día primero en el bulevar. La gente en verdad no se midió y hubo necesidad de hablarles recio para que se retiraran del lugar, porque ya estaban provocando riñas debido a la cantidad de alcohol que ya habían ingerido”, subrayó el director de la corporación, Gumersindo Jiménez Cuervo.
 
El jefe policiaco precisó que el operativo se realizó con la participación de seis patrullas y 40 elementos durante toda la madrugada del día primero y hasta las 8:00 de la mañana, cuando conminaron a los ciudadanos, ya al punto ebrios, a retornar a sus hogares.
 
“Es penoso cómo quedó el Bulevar Bahía, repleto de basura, botellas, restos de cohetones. Si la gente se quejó de algún abuso, seguramente no repararon en que estaban armando escándalo en la vía pública y que estaban violentando además la ley. No se les decomisó ningún licor ni cervezas, pero el exceso esta vez sí rayó en la exageración”.
 
Además de seguridad y vigilancia montado en el Bulevar Bahía, la corporación tuvo reporte de un menor de nueve años, probable víctima de violación, ya que presentaba sangrado rectal, de acuerdo con paramédicos de la Unidad de Atención a Emergencias Médicas (Urem). El hecho habría tenido lugar en un domicilio de la Colonia Jardines, pero no hubo confirmación sobre el delito probablemente cometido. La misma unidad de paramédicos atendió el caso de un menor de edad al que le estalló un petardo, lesionándolo en la mano izquierda.
 
De igual manera, los reportes por casos de violencia intrafamiliar se multiplicaron entre la noche del 31 de diciembre y la madrugada del día primero, también derivados del exceso en el consumo de bebidas embriagantes.
 
No hubo reportes por robos o atracos a personas en tránsito, y se instaló un puesto de revisión y vigilancia a la entrada de la ciudad para verifica la condición de conductores, sobre todo visitantes foráneos que desde ayer comenzaron el viaje de retorno a sus lugares de origen.
 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios