Merman ‘coyotes’ ganancias de productores de miel

Los apicultores son víctimas de yucatecos ante la falta de un centro de acopio.
|
Mencionan que la temporada apícola está por comenzar. (Carlos Castillo/SIPSE)
Mencionan que la temporada apícola está por comenzar. (Carlos Castillo/SIPSE)

Carlos Castillo/SIPSE
RÍO HONDO, Q. Roo.- Ante la falta de un centro de acopio de miel, productores de la ribera del río Hondo son víctima de 'coyotes' provenientes del estado de Yucatán que les pagan 50% menos de lo que realmente cuesta.

Gregorio Tobías Monsiváis, representante de los apicultores, indicó que se ven en la obligación de vender su producto en 20 pesos el kilo, cuando normalmente tiene un precio de 40, lo que ocasiona que los “coyotes” de la vecina entidad se queden con una mayor cantidad de producción.

También te puede interesar: Apicultores van por su propia marca de miel

Comentó que en Álvaro Obregón, así como en otras localidades, mucha gente se dedica a la producción y extracción de miel, pero sus ganancias son muy bajas.

Dio a conocer que la temporada apícola está por comenzar en casi toda la ribera del río Hondo, pero cada año ha dejado un balance adverso para los productores, pues además de que disminuyeron los rendimientos de la cosecha, tienen que vender la miel a mitad de precio por la falta de un centro de acopio.

Agregó que cada ciclo productivo se hace más difícil obtener buenos resultados en la cosecha de miel, ya que no sólo tienen que ver la oportuna floración de la vegetación, que es el alimento principal de las colmenas, sino el cambio climático.

“Somos los que extraemos la miel durante la cosecha y a veces hay poca producción porque las lluvias llegaron muy tarde, al no haber no florecen los campos y no hay alimento para las abejas”, explicó.

Los apicultores mencionaron que los acaparadores de miel pagaron en el pasado ciclo productivo en 20 pesos o un poco menos el kilogramo de miel, a pesar que el precio oficial se rigió en más de 40.

“Todavía mucho peor es el hecho de que estos intermediarios especulan con el producto, almacenándolo con la intención de esperar mejores precios, y con ello superar sus ganancias, las cuales les quedan íntegras, porque no invierten ni arriesgan en el mantenimiento de las colmenas”, reconoció.

Dijo que toda la problemática por la que pasan los apicultores es por la falta de apoyo de las autoridades gubernamentales para impulsar nuevas actividades productivas, pues en la zona predomina el cultivo de caña de azúcar y no existen programas para la apicultura, por lo que tienen que vender a como les paguen, por la necesidad que tienen.