16 de Diciembre de 2017

Quintana Roo

Cozumel, escala en la ruta migratoria de los pelícanos

Cada año viajan miles de kilómetros desde la parte norte del continente americano en dirección al sur buscando tierras cálidas.

Los pelicanos cafés y blancos que visitan la isla de Cozumel, principalmente en los meses de invierno en el norte del continente, viajan miles de kilómetros buscando refugio. (Gustavo Villegas/SIPSE)
Los pelicanos cafés y blancos que visitan la isla de Cozumel, principalmente en los meses de invierno en el norte del continente, viajan miles de kilómetros buscando refugio. (Gustavo Villegas/SIPSE)
Compartir en Facebook Cozumel, escala en la ruta migratoria de los pelícanosCompartir en Twiiter Cozumel, escala en la ruta migratoria de los pelícanos

Gustavo Villegas/SIPSE

COZUMEL, Q.Roo.- Al abrir sus alas los pelícanos cafés y blancos puede superar los dos metros de largo. Cada año viajan miles de kilómetros desde la parte norte del continente americano en dirección al sur buscando tierras cálidas. Muchos llegan a Cozumel donde encuentran comida, cobijo o compañía de otros miembros de su especie.
 
Aunque son visibles en el malecón se les puede encontrar en las puntas norte y sur, donde los ecosistemas le proveen de alimento.
 
Para los turistas significan un atractivo y muchos buscan la foto del recuerdo con estas aves, que según el director de ecología, Rafael Chacón Díaz, son animales que pueden permanecer todo el año en Cozumel gracias a las condiciones climatológicas.
 
El pelícano café, pardo o moreno; nombres con los que se identifican a esta ave gigantesca que también es conocido en los Estados Unidos de Norteamérica como el símbolo del estado de Louisiana una que también tiene presencia en Nueva York o Mine.
 
El ave, según ambientalistas de la isla, salió de la lista de especies en peligro de extinción en el 2009 en el vecino país del norte y en Cozumel se han encontrado ejemplares con anillos identificativos del Servicio de Vida Silvestre (Wildlife Services de los Estados Unidos); organismo que monitorea su presencia en el continente americano y sus rutas migratorias por las costas del golfo de México.
 
Rafael Chacón explicó que en esta época del año viajan para llegar a zonas más calientes escapando el invierno haciendo escalas para alimentarse y reproducirse en varios puntos de su camino entre los que se encuentra la isla de Cozumel, donde existen litorales marinos, estuarios y zonas pantanosas; su habitad natural.
 
El biólogo pidió a la población de la isla proteger a estas aves que viajan miles de kilómetros buscando refugio. “Debemos contribuir para protegerlos”, subrayó.
 
Puede llegar a medir más de un metro de alto, pesar entre ocho y 10 kilos y su plumaje es característico, según su color (café o blanco). En su migración pueden llegar hasta Suramérica y según la Comisión de Áreas Naturales Protegidas, hay seis subespecies reconocidas con presencia en las costas del océano Atlántico y Pacífico del continente americano.
 
Poseen un pico largo con una membrana casi del tamaño de su cuello, coronado en la punta con un gancho con el que logra capturar peces y escarbar en la arena.
 
Aunque es muy visible en la rada de Cozumel, donde se ha convertido en atracción para los turistas, tienen también presencia en las lagunas del norte y sur de la ínsula donde vuelan en bandadas; pero también pueden vivir en solitario con un estimado de vida de hasta 50 años.
 
(Edición: Elvira Espinosa)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios