Cozumel: Operan sólo nueve de 134 locales en el mercado municipal

Para la apertura gradual, los locatarios deberán contar con gel antibacterial, toallitas desinfectantes y hacer obligatorio el uso del cubrebocas y mascarillas en el área de trabajo.

|
Los establecimientos que abren todos los días son aquellos en los que se expenden alimentos. [Foto: G. Villegas]
Los establecimientos que abren todos los días son aquellos en los que se expenden alimentos. [Foto: G. Villegas]

COZUMEL, Q. Roo.- Únicamente nueve de los 134 locales que existen en el mercado municipal están operando en este momento y su número sólo se incrementará conforme se den las condiciones sanitarias para evitar contagios de Covid-19. 

Juan Lorenzo Pérez Miranda, administrador de esta central de abastos, indicó que pese los cierres de los locales por más de dos meses, son muy contados los locatarios que están en moratoria. Los establecimientos que operan son aquellos en los que se expenden alimentos, por ser considerados esenciales, explicó. 

Te puede interesar: Protocolo de nueva normalidad en el transporte público mexicano: IMSS

Desde el inicio de la contingencia sanitaria, los locales del mercado municipal Benito Juárez cerraron sus puertas para evitar contagios

Juan Pérez recordó que sólo los locales de alimentos siguieron operando y son los que expenden frutas, verduras, carnes rojas, blancas y mariscos. La única excepción es un pequeño restaurante que brinda servicio para llevar, como lo exigen los protocolos sanitarias. 

Ayer terminó en todo el país la jornada de sana distancia, pero esto no significa que las medidas preventivas y distanciamiento social sean hechos a un lado. 

En este sentido, el funcionario recalcó que el edificio ubicado sobre la calle Adolfo Rosado Salas entre las avenidas 20 y 25, es sometido a un proceso de limpieza y saneamiento. Indicó que esto se está haciendo como parte de las acciones con miras a la reapertura gradual del resto de los locales. 

“Estarán obligados a contar con gel antibacterial, toallitas desinfectantes, uso de cubrebocas, mascarillas y una limpieza constante de sus áreas de trabajo para evitar, en la medida de lo posible la transmisión del coronavirus”, detalló. 

Pese a que han cerrados sus puertas por más de dos meses, sólo tres locatarios han retrasado su pago de renta a la administración y que estas oscilan entre 350 a 400 pesos mensuales.

noticias relacionadas