23 de Abril de 2018

Cancún

Crisis de inseguridad en secundarias de Cancún

La presencia de pandillas en los alrededores de los planteles escolares afecta la educación pública.

Secundarias ubicadas en las regiones 76, 95, 101, 227, 236 y 247 se han convertido en el principal centro de atención de las autoridades. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Secundarias ubicadas en las regiones 76, 95, 101, 227, 236 y 247 se han convertido en el principal centro de atención de las autoridades. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook Crisis de inseguridad en secundarias de CancúnCompartir en Twiiter Crisis de inseguridad en secundarias de Cancún

 

Esmeralda Espinoza/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La inseguridad y la violencia al interior y en los alrededores de 12 escuelas de seis regiones, el cierre de dos turnos vespertinos de secundarias por factores como agresiones y asaltos a estudiantes, el robo al interior de más de 80 planteles en menos de un año y la presencia de narcóticos y pandillas golpean a la educación pública en Cancún.
 
Secundarias ubicadas en las regiones 76, 95, 101, 227, 236 y 247 se han convertido en el principal centro de atención de las autoridades de Seguridad Pública, quienes con rondines permanentes a la entrada y salida de clases, y programas de prevención, combaten dichos problemas sociales.
 
No son las únicas con problemas, pero sí las primeras en aceptar que personal de Prevención y Delito de Seguridad Pública ayude con la problemática de cada zona, sin la necesidad del protocolo oficial con la Secretaría de Educación de Quintana Roo (SEQ), aseguró Raúl Lara Quijano, presidente de la Asociación de Padres de Familia.
 
De acuerdo con denuncias de tutores, las secundarias con mayores focos de inseguridad se encuentran en las regiones 227 y 228, los planteles “Javier Rojo Gómez”, “Sor Juana Inés de la Cruz” y “José Martí”, además de las que se localizan en la Región 96 y la 102. 
 
La inseguridad provoca que algunos padres opten por regresar a sus ciudades natales, o cambiarse a fraccionamientos más seguros, lo que resulta en la baja de alumnos y el cierre esporádico de aulas y turnos, como lo ocurrido en la Secundaria General 14 “Los Corales”, y la Técnica 16, en la Región 92, de acuerdo con el informe de docentes al interior de ambos planteles. 
 
Alejandro Omaña Bolaños, titular de Prevención del Delito, señaló que desde el año pasado emprendieron un plan de acción, iniciando con un diagnóstico de la problemática de cada escuela. 
 
Sin embargo, cada institución tiene necesidades distintas; por ejemplo, algunas sufren del asolamiento constante de bandas que atemorizan a los estudiantes; otras de problemas de acoso y riñas escolares, y algunas de la distribución de drogas, al considerar estos factores diseñarán las acciones pertinentes para cada caso, para ejecutarlas de manera inmediata a través de grupos de apoyo conformados por el personal de cada secundaria, señaló. 
 
A la par de las pláticas de apoyo trabajarán en la detección de personas que se dediquen a la venta y distribución de estupefacientes a los menores de edad, y abatir los conflictos que afectan el desarrollo de los jóvenes mediante el Programa Prevención de la Violencia en Planteles Escolares.
 
Ha sido tal la desesperación de los padres que, a través de las mesas directivas, más de una decena de planteles han solicitado el apoyo para que sus hijos reciban pláticas y evitar, en lo posible, que se envuelvan en problemas relacionados con la droga y violencia.
 
Además del decomiso de drogas como marihuana, junto con las pipas para su consumo, y disolventes como el thinner, en varios centros escolares han identificado mediante el Centro de Autogestión e Investigación Social, Asociación Civil, más de 112 pandillas distribuidas en distintos puntos de la ciudad, de acuerdo con el último informe de Efrén Hernández Martínez, asesor del DIF estatal. 
 
La cifra coincide con la de la Secretaría de Seguridad Pública, en la que se encuentran menores de 10 años de edad, "muchos de ellos armados", reporte emitido el año pasado por el Departamento de Prevención del Delito. 
 
La incidencia de estos casos se da principalmente en secundarias, donde los mismos alumnos encabezan sus propias pandillas y las denominan por números, algunas son lideradas por las adolescentes. 
 
"Las cifras por sí solas se dicen muy frías, pero en Cancún el tejido social se está deteriorando en gran medida, pues los índices de pandillerismo registrados en esta zona son los más altos en el estado", aseguró. 
 
Autoridades eclesiásticas manifiestan su preocupación sobre estos casos que cada año son más palpables, como monseñor Pedro Pablo Elizondo Cárdenas, obispo prelado de Cancún-Chetumal, quien considera necesario poner todos los medios y todas las instituciones, tanto las familias como las iglesias, para contribuir en la prevención y erradicación de la violencia e inseguridad. 
 
“El Estado puede intervenir tomando medidas serias y drásticas, pero hoy día a los niños y adolescentes les gusta participar en diversas actividades, y es por ahí donde puede ayudar para que se alejen de los vicios, de la violencia y la delincuencia”, apuntó. 
 
Juan Ignacio Hernández Mora, subprocurador de Justicia de Quintana Roo, dijo que es necesaria la sensibilización de todas las autoridades, no sólo educativas, sino de los padres de familia, sobre los abusos y arbitrariedades que existen como la violencia, las drogas, la cuestión de la trata de personas.
 
“Considero que hay un fenómeno migratorio muy importante, que genera problemas de cuestión social importantes que deben ser abordados con la integración de todos para fortalecer los valores sociales”, informó.
 
“Mi acción de Prevenir Es”, es uno de los programas que la Subprocuraduría realiza para que la población se sensibilice y desarrolle la cultura de la denuncia, una de las formas para identificar en qué zonas de la ciudad prevalecen los más altos índices de delincuencia y violencia.
 
Los acontecimientos de esta índole han sido tomados en cuenta, incluso por las mismas instituciones educativas de nivel superior, como la Universidad del Caribe.
 
Celina Izquierdo Sánchez, subsecretaria técnica del Observatorio de la Violencia al interior de dicha casa de estudios, explicó que para abatir estas situaciones sociales, concretamente el área de Servicio Social inició un proyecto que aborda temas de educación, cultura, recreación, matemáticas y demás, que necesitan los jóvenes para su desarrollo personal. 
 
La Asociación de Padres de Familia anhela que este 2013 sea un año en el que disminuyan de forma considerable dichos problemas que aquejan a todos los involucrados.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios