Culpan a choferes de combis y autobuses por alto nivel de contagio de la pandemia en Cancún

Autoridades piden a los ciudadanos no subirse al transporte público lleno, o atenerse a las consecuencias.
|
(Karim Moisés/SIPSE)
(Karim Moisés/SIPSE)

Dieciséis operadores de vehículos del transporte público municipal fueron sancionados durante mayo por exceder el máximo permitido de ocho pasajeros en los vehículos.

Eleazar Martínez Vázquez, titular de la Dirección de Transporte y Vialidad del municipio de Benito Juárez, informó que a todos ellos se les aplicó una multa de alrededor de 800 pesos y una amonestación, que en caso de que el chofer vuelve a reincidir, se solicitará su suspensión a la empresa para la que trabaja.

"Estamos hablando de una sanción cada dos días por sobrecupo, ya sea porque las vans lleven más de ocho pasajeros, o porque los autobuses llevan gente parada".

Recalcó que, en este momento en que el municipio se encuentra con altos niveles de contagio de Covid-19, la prioridad en las inspecciones es vigilar que se respete el número máximo de pasajeros dentro de los vehículos de transporte público. Señaló a los choferes como los  responsables ya que en su afán de obtener más dinero, violan las disposiciones sanitarias.

"Son los operadores. Me consta que las empresas dan las instrucciones de que no suban pasajeros más allá del que están autorizados. Ejemplo de ello es un camión de Autocar que se iba a sancionar por llevar pasajeros de pie, pero la empresa presentó un oficio en el que se establece que no se extralimite en el número de pasajeros, porque podrían ser sancionados incluso con el despido y así fue en ese caso".

Incluso, agregó que han detectado que durante los operativos de revisión del Instituto de Movilidad del Estado de Quintana Roo (Imoveqroo), mientras los inspectores bajan a los pasajeros de las unidades de la empresa concesionaria TTE, las concesionarias municipales aprovechan para saturar sus vehículos.

Bajan del transporte público de Cancún a pasajeros que no usen cubrebocas

Ante ello, Martínez Vázquez también pidió a la población no subirse en unidades que no cumplen con las disposiciones sanitarias necesarias y, en caso de hacerlo atenerse a las consecuencias de ser bajado de la unidad.

Agregó que los inspectores también tienen la instrucción de bajar de las unidades a los pasajeros que no porten cubrebocas, lo cual ha ocasionado molestia por parte de la población.

Aunque indicó que no hay una estadística de ello, comentó que los inspectores de la dirección narran que al menos un pasajero es obligado a bajar del vehículo por incumplir esa disposición sanitaria.