20 de Octubre de 2018

Quintana Roo

Da los primeros pasos hacia una segunda oportunidad de vida

Eder Salgado Pedraza sufrió un accidente aparatoso en donde perdió una pierna, hoy tiene una nueva forma de vivir.

Haber perdido una pierna no le impide continuar con su vida, el apoyo de sus familiares ha sido importante. (Redacción/SIPSE)
Haber perdido una pierna no le impide continuar con su vida, el apoyo de sus familiares ha sido importante. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Da los primeros pasos hacia una segunda oportunidad de vidaCompartir en Twiiter Da los primeros pasos hacia una segunda oportunidad de vida

“No cuentes las veces que te caigas, sino las veces que te levantes”… expresó convencido, Eder Salgado Pedraza, quien a pesar de haber perdido la pierna derecha en un accidente vehicular, continúa con su vida de manera normal, fijándose en cada oportunidad una nueva meta, a tal grado que pretende realizar un libro sobre personas con alguna amputación. 

Paloma Wong/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- Hace poco más de 14 meses, Eder Salgado Pedraza sufrió un aparatoso accidente vehicular en la carretera vía corta Chetumal- Mérida, en el que resultó prensado entre los dos vehículos involucrados; sin embargo, lo más favorable del hecho es que la vida le dio una segunda oportunidad para concluir lo que alguna vez empezó. 

“En enero del año pasado, venía de Mérida a Chetumal, no recuerdo con exactitud la distancia, sólo recuerdo el momento en el que el vehículo se salió del camino e invadió mi carril, logrando impactar el auto en el que viajaba con mi esposa, y quede prensado de la pierna derecha”, platicó. 

Desde el accidente, en los primeros meses le realizaron siete operaciones, aunque éstas fueron infructuosas ya que le amputaron arriba de la rodilla derecha, en ese momento no sufrió ningún trauma, debido a que los médicos ya habían hecho todo lo posible para “salvarle” la pierna.

Más que parte de una extremidad del cuerpo perdida, ha sido una nueva oportunidad de vida, debido a que en una de las operaciones estuvo a punto de fallecer al registrar dos gramos de hemoglobina. 

Explicó que sus terapias las inició en el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) en México, que fue atendido por licenciados que tienen entre 15 y 20 años de experiencia en atención a personas amputadas. 

Posteriormente siguió su rehabilitación en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), aunque la atención fue un poco limitada, lo que lo llevó al Centro de Rehabilitación Integral de Quintana Roo (CRIQ), en el que lleva dos meses y medio. 

“Mi recuperación ha sido muy rápida, porque he tenido el apoyo de mis familiares y amigos. Además, la mejor ayuda que uno puede recibir es de otro amputado, porque ellos (nosotros) saben lo que realmente se siente no tener una parte del cuerpo, aunque algunos amigos de México –que fue donde inicié mis terapias- me decían no cuentes las veces que te caigas, sino las veces que te levantes”, puntualizó. 

Luego de sus terapias en la Ciudad de México, a Salgado Pedraza le fue colocada su prótesis mecánica, ya que una de sus metas planteadas horas después de perder parte de la pierna derecha fue volver a caminar, meta que está a punto de cumplir, ya que hace unos días empezó a caminar sin bastón, que es un logro importante luego de 10 meses en terapia. 

“Volver a empezar no es lo difícil. Lo difícil es mantenerse. Por eso las personas en mi situación deben de tener un hobby para no dejarse caer. La etapa que pudiera llamarse complicada es cuando te sucede el fenómeno denominado dolor fantasma, es un dolor que tú sientes en la extremidad que te quitaron, entonces dicen los doctores que es una señal que el cerebro emite al no asimilar que has perdido una extremidad de tu cuerpo, entonces para evitarlo hay que hacer terapia delante de un espejo y revertir los dolores a través de la parte que sí tienes”, comentó. 

Eder cuenta con apenas 40 años, vive con su esposa Gemma García, y una de sus metas más importantes es escribir un libro sobre personas con amputaciones, ya que quienes pierden de manera inesperada una parte de su cuerpo en un accidente, no están preparadas en comparación con la población que le mutilan una extremidad por enfermedades derivadas de la diabetes o de tumores. 

Aunado a ello, hizo un llamado a la familia de las personas que han perdido alguna extremidad a motivarlos para seguir adelante, ya que eso será un impulso para recuperarse más rápido de lo programado, pues él es un ejemplo a seguir ya que a la fecha ha logrado bailar con la prótesis puesta y nadar, actividades que comúnmente hacía antes del accidente.  

Cabe mencionar que existen cuatro tipo de prótesis que son la mecánica, la hidráulica, eléctrica y la biónica. En el caso de la mecánica tiene un valor de 200 mil pesos, mientras que la biónica, que es más sofisticada cuesta un millón de pesos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios