20 de Noviembre de 2018

Quintana Roo

Descartan que incendio sea un aviso del crimen organizado

Peritos aseguran que el siniestro del local "El Azulejo" en Felipe Carrillo Puerto no fue premeditado.

La conflagración dejó como saldo pérdidas materiales incuantificables. (Manuel Salazar/SIPSE)
La conflagración dejó como saldo pérdidas materiales incuantificables. (Manuel Salazar/SIPSE)
Compartir en Facebook Descartan que incendio sea un <i>aviso</i> del crimen organizado Compartir en Twiiter Descartan que incendio sea un <i>aviso</i> del crimen organizado

Manuel Salazar/SIPSE
FELIPE CARRILLO PUERTO, Q. Roo.- Ante los rumores que buscan sembrar el temor entre la sociedad respecto al incendio registrado en "El azulejo", uno de los establecimientos más emblemáticos de la cabecera municipal y del que se aseguraba que se trató de un “aviso” del crimen organizado, la Subprocuraduría de Justicia en la zona maya, dio a conocer ayer el resultado de los peritajes realizados en el sitio del percance y descartó que se trate de un siniestro premeditado.

Blanca Imelda Ávila Várguez, titular de la Subprocuraduría de Justicia en la zona maya, explicó que apenas se tuvo conocimiento y por la magnitud que registró, se envió de inmediato a un equipo de peritos y personal especializado para que realicen los trabajos necesarios que lleven a determinar de forma concreta las causas de esa conflagración que dejó como saldo pérdidas materiales incuantificables.

“Tengo en mi poder los peritajes que concluyen la existencia de una inadecuada instalación eléctrica ubicada en la tienda principal, lo que motivó que la línea con la que se abastecen tres enfriadores ubicados en ese sitio se sobrecargue y motive el fuego, que se generó de manera interna, es decir adentro del establecimiento y en horas de la madrugada como se pudo observar”, señalaba.

Las conclusiones del peritaje realizado por el personal técnico en criminalística de la Subprocuraduría, se vieron reforzadas con la declaración hecha en ese mismo sentido por Argel Rodríguez Arana, hijo del dueño del establecimiento, que indica claramente la advertencia apenas hace una semana a su padre, de que en el lugar en que se encontraban conectadas las neveras había un cortocircuito que era peligroso, llamado ese que no se atendió a tiempo, derivando en los acontecimientos ya revelados.

La funcionaria explicó que con los resultados del estudio y la confirmación de parte de la familia de que se trató únicamente de un accidente, las investigaciones realizadas se concluyen y se archiva el asunto dentro de las cargas de trabajo que se tienen en las diferentes áreas de la Subprocuraduría de Justicia en la zona maya.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios