21 de Octubre de 2018

Quintana Roo

Desaprueban jóvenes la adopción en parejas homosexuales

Temen que los menores estén vulnerables a burlas y rechazo por parte de otros niños.

El 47% de los jóvenes de 18 a 30 años dice no a que la población homosexual adopte infantes. (Sergio Orozco/SIPSE)
El 47% de los jóvenes de 18 a 30 años dice no a que la población homosexual adopte infantes. (Sergio Orozco/SIPSE)
Compartir en Facebook Desaprueban jóvenes la adopción en parejas homosexuales Compartir en Twiiter Desaprueban jóvenes la adopción en parejas homosexuales

Itzel Chan/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Casarse sí, que adopten hijos no, es la postura de jóvenes de 18 y 30 años en Quintana Roo, quienes aprueban el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

Se niegan a que homosexuales adopten 

La Encuesta Nacional de Valores de la Juventud, realizada el año pasado por la Secretaría de Salud y el Instituto Mexicano de la Juventud, indica que en Quintana Roo el 44% de la población joven aprueba el matrimonio gay, pero el 47% de las personas en el mismo rango de edad desaprueba que la población homosexual adopte infantes.

“La sociedad no está preparada”, dice Angélica Bonilla Escalante, estudiante de Medicina, que coincide con la postura de la psicóloga Lilliam Negrete Estrella, presidenta del Centro de Integración Juvenil, quien señala que es parte de la cultura de los mexicanos el tener temor a que en este tipo de núcleos familiares se inculque mala educación a los hijos, mientras que hay personas que consideran que el niño crecerá con tendencias a sentir atracción por personas del mismo sexo.

Temen que los menores se confundan 

Una de las hipótesis desde el punto de vista psicológico, es que el menor  adoptado por una familia homoparental se confunda en el futuro porque los estándares sociales indican que el modelo de familia es la unión entre un hombre y una mujer.

Si la pareja homosexual adopta un niño, lo ideal será que asista a terapia psicológica para hacerle entender al menor que su familia está conformada de manera diferente, además de fomentarle valores como el respeto y la tolerancia.

El riesgo que puede correr el infante en su entorno social es que sea rechazado por sus compañeros de escuela, incluso por la sociedad en general, pero Lilliam Negrete advierte que los niños menores de 10 años llegan a ser mucho más crueles y les generan baja autoestima a sus compañeros.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios