19 de Julio de 2018

Quintana Roo

Rescatar serpientes, una fascinación

Joven bióloga trata de evitar que sean sacrificadas por la ciudadanía.

Al año fallecen más de 100 serpientes por impacto vehicular. (Claudia Martín/SIPSE)
Al año fallecen más de 100 serpientes por impacto vehicular. (Claudia Martín/SIPSE)
Compartir en Facebook Rescatar serpientes, una fascinaciónCompartir en Twiiter Rescatar serpientes, una fascinación

Claudia Martín/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Las serpientes son depredadores naturales que forman parte del delicado equilibrio de las cadenas alimenticias en los ecosistemas, y aunque para muchos son una especie que causa pánico, para Rosario Monserrat Chio Ramos, una joven bióloga egresada del Instituto Tecnológico de Chetumal (Itch), son una fascinación. 

Su amor por la flora y la fauna la llevaron a realizar su tesis: “Mortandad de serpientes por impacto vehicular en el tramo carretero Calderitas-Laguna Guerrero, Othón P. Blanco, Quintana Roo”, y el resultado la motivó a iniciar el rescate de las serpientes que ingresan en algunos domicilios o espacios públicos, para evitar que sean sacrificadas por miedo y desconocimiento de los animales.

“Como resultado de mi tesis pude observar que en ese tramo al año fallecen más de 100 serpientes de por lo menos 18 especies. Hacía mis recorridos cada 15 días y encontraba de cuatro a cinco serpientes en el pavimento, pero si esos recorridos los hubiera realizado cada semana el número se duplicaría, el impacto es bastante solo en ese tramo. Digamos que las serpientes que mueren en carretera son accidentes, sin querer, pero además, ‘voy a matar las que entran a mi casa’ es contribuir aún más a la afectación de su especie”, expuso.

Los trabajos de campo

Desde que empezó el año, de manera altruista, empezó a rescatar serpientes y algunos otros reptiles de los domicilios de amigos, conocidos y familiares. “Todo empezó este año. Un amigo subió a Facebook que una serpiente estaba invadiendo su hogar, entonces yo le escribí que él, es decir, nosotros, habíamos invadido primero su hábitat y que la serpiente no era venenosa, por lo que no era necesario eliminarla, lo mejor era rescatarla para liberarla posteriormente, entonces me invito a su casa y fui a rescatarla y la liberé como parte de los trabajos de campo que realicé por Laguna Guerrero”, comentó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios