13 de Diciembre de 2018

Cancún

Aumento de violencia incrementa los gastos de la Cruz Roja

La institución ha atendido a 417 personas baleadas.

Las personas atropelladas requieren una inversión de mil 300 pesos. (Archivo)
Las personas atropelladas requieren una inversión de mil 300 pesos. (Archivo)
Compartir en Facebook Aumento de violencia incrementa los gastos de la Cruz RojaCompartir en Twiiter Aumento de violencia incrementa los gastos de la Cruz Roja

Eva Murillo/ SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- De enero a octubre de este año, la Cruz Roja ha gastado más de 800 mil pesos para atender a las personas lesionadas o heridas en hechos delincuenciales de alto impacto en Cancún, de acuerdo con estimaciones de la propia institución.

Amilcar Galaviz Aguilar, director de la Cruz Roja Mexicana en Cancún, comentó que en los casos con lesionados de bala los paramédicos son “agresivos” al momento de atenderlos, es decir, que utilizan más medicamentos para mantenerlos con vida durante el trayecto al hospital.

También te puede interesar:  ¡Entérate! Ya puedes realizar el pago del predial en línea

Las cifras oficiales de la institución indican que hasta octubre de este año se han atendido a 417 personas no fallecidas tras ser baleadas, mientras que el año pasado la cifra, durante el mismo período, fue de 338 heridos.

Para el responsable de la institución, el aumento de la violencia incrementó los gastos de la Cruz Roja, pues en servicios regulares, por ejemplo los atropellados requieren una inversión de mil 300 pesos, pero cuando se trata de un herido de bala los costos incrementan hasta los dos mil pesos.

“Nos vimos afectados en la parte de los insumos, porque no es lo mismo atender a una persona atropellada, aunque esté mal herida que hacerlo con un baleado… un baleado siempre va a ser grave, por el tipo de lesiones y se tiene que utilizar suero, oxígeno, porque hay que prevenir que entre en estado de shock y hay que ser más agresivo en los insumos e implementos que aplicas en ese paciente”, abundó.

A eso, dijo, hay que sumarle el desgaste de la ambulancia sobre todo de las balatas, porque en el trayecto frena constantemente, así como de combustible, pues la velocidad a la que los paramédicos se desplazan es mayor a cuando se trata de un herido regular.

“Hay que irse a mayor velocidad, no solo para llegar con el paciente vivo al hospital, también para tenerlo el menor tiempo posible en la ambulancia ante el riesgo de una intercepción de hombres armados”, explicó. Destacó que al atender el llamado de auxilio si hay personas en crisis nerviosa llevan otra unidad para que se haga cargo de su atención y no descuidar al paciente prioritario que está en peligro de muerte.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios