21 de Septiembre de 2018

Chetumal

"Uno de ellos traía una escopeta y me subió a la camioneta"

Una persona denunció a autoridades de la Cedhqroo haber sido víctima de privación ilegal de la libertad y tortura.

El agraviado acudió a la Cedhqroo, pues dice que teme por su vida y la de su familia. (Harold Alcocer/SIPSE)
El agraviado acudió a la Cedhqroo, pues dice que teme por su vida y la de su familia. (Harold Alcocer/SIPSE)
Compartir en Facebook "Uno de ellos traía una escopeta y me subió a la camioneta"Compartir en Twiiter "Uno de ellos traía una escopeta y me subió a la camioneta"

Claudia Martín/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Un habitante de la comunidad de Rovirosa denunció haber sido víctima de privación ilegal de la libertad y tortura a manos del delegado municipal de esa comunidad y dos personas más para que confesara el paradero de su hijo.

“El delegado René N, fue testigo de todo lo que me hicieron, él estuvo presente y en lugar de ayudarme solo decía que era una calentadita, Carlos N e Irving N fueron los que prácticamente me secuestraron y luego me entregaron a la policía”, comentó Jesús A. P. M. 

Luego del maltrato, fue encerrado en prisión, acusado de robo, pero al día siguiente lo soltaron al no poder comprobarle delito alguno.

También te puede interesar: Aprenden a detectar, prevenir y atender casos de tortuta

“El fin de semana fuimos a un baile. Como a las tres de la mañana regresamos a la casa y ya nos estaba esperando una camioneta blanca. Se bajaron dos personas, uno de ellos traía una escopeta y me subió a la camioneta”.

Sin pruebas de denuncia

El agraviado dijo haber presentado su denuncia en Javier Rojo Gómez y, sin entregarle alguna constancia o el número de carpeta, lo enviaron con un papel al Hospital General de Chetumal para que le hicieran un examen, del que supuestamente salió sin problema, pero tampoco le entregaron comprobante alguno.

“Me amarraron a una silla, me cachetearon, me pegaron a la altura de los oídos, me zambulleron a una pileta de agua para que les dijera dónde está mi hijo mayor, pero él se fue de la casa desde hace una semana y no sé nada; cada vez que les decía que no sé dónde está mi hijo me golpeaban, al final me tiraron al suelo y se pararon sobre mi abdomen aun cuando saben que tengo una operación”.

Jesús A. P. M. acudió a la Comisión de los Derechos Humanos en el Estado, cuyos trabajadores recientemente recibieron un curso para detectar, prevenir y atender casos de tortura, programa nacional.

Temen más represalias 

Teme por su vida y la vida de su familia, toda vez que sus agresores lo amenazaron de muerte si acudía a las autoridades.

La esposa de Jesús, que por temor a más represalias omitió sus datos personales agregó que en algún momento su hijo mayor, al que presuntamente buscan, comentó en su casa que Irving N lo había amenazado, pero no le tomaron mayor importancia pues se consideran una familia tranquila.

De acuerdo con información de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Quintana Roo (Cedhqroo), a partir de la denuncia de Jesús se iniciará la investigación correspondiente y en caso de encontrar responsabilidad tanto en el tema de tortura, como la omisión de funciones de los elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) se emitirán las recomendaciones correspondientes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios