14 de Diciembre de 2018

riviera-maya

Detienen desalojo de hoteles con amparo

Se restituyeron los predios que fueron arrebatados mediante juicios laborales apócrifos.

En la  parcela número 1959, opera el hotel ahora denominado Coco Ltd. (Sara Cauich/SIPSE)
En la parcela número 1959, opera el hotel ahora denominado Coco Ltd. (Sara Cauich/SIPSE)
Compartir en Facebook Detienen desalojo de hoteles con amparoCompartir en Twiiter Detienen desalojo de hoteles con amparo

Sara Cauich/SIPSE
TULUM, Q. Roo.- Un amparo de juez federal favoreció con una suspensión de plano, la causa de los ejidatarios de tres predios restituidos el pasado 9 de octubre; en ellos operaban cabañas “Puerta del Cielo”, el hotel Viento de Mar (ahora Coco Ltd) y un predio donde operó el hotel Xchel, actualmente vacío. Los ejidatarios esperarán informes de las autoridades en relación a la diligencia para determinar si hay litis o causa que seguir, señaló Vicente Manríquez, uno de los abogados defensores.

Desde poco antes de las 09 horas se encontraban los interesados en el predio ahora marcado como parcela 1958 NCPE José María Pino Suárez, cabañas Puerta del Cielo carretera Tulum-Boca Paila, kilómetro 6.5 en espera de jueces y actuarios que presuntamente llevarían a cabo el desalojo de los actuales ocupantes a quienes el pasado 9 de octubre se les restituyó los predios mencionados, arrebatados mediante juicios laborales apócrifos.

También te puede interesar: Prevén desalojo de hoteles en Tulum

Estas nuevas órdenes de desalojo obedecen a nuevos procesos legales ahora presuntamente de carácter mercantil, de las cuales desconocen los involucrados porque no habían sido notificados.

El amparo del juez federal evitará que el ejido José María Pino Suárez sea privado de sus tierras, dijo el abogado Vicente Manríquez. “El actuario y la juez mercantil tuvieron conocimiento vía telegráfica y seguramente no se aparecerán”, externó. Pero igual destacó que el actuario tiene un “gran problema” para identificar los predios porque solo se conoce de cada uno la razón comercial, pero no por nomenclatura para identificar los predios.

El efecto inmediato del amparo es la suspensión de plano, absoluta y esperarán los informes de las autoridades en relación a la diligencia, “en el sentido de si son ciertos o no los actos que reclama el ejido para determinar si hay litis o no, si ampliamos o no la demanda y determinar la naturaleza de los actos, o tal vez si hay terceros interesados”, agregó.

En caso de haber terceros, hay que esperar a ver cuáles son las pretensiones, agregó. “Lo que se quiere evitar son sorpresas, procedimientos ocultos y dar la oportunidad de defenderse. Lo importante es suspender las cosas y que si hay procedimiento de alguien, que salga a la luz”.

Los predios que se busca desalojar o embargar, ya fueron materia de una restitución por parte de un juez federal y al parecer hay otro procedimiento en el cual se pretende privar de los mismos predios, en algo que en apariencia es otro proceso y que tiene las formas legales de vida, pero al ejido no se le ha informado, agregó. Con este amparo se evitar que haya alguna arbitrariedad, la privacidad.

Lo siguiente es que un juez federal manifieste si hubo o no violación a la garantía de audiencia de un ejido y si este participaría o no en el procedimiento.

Los predios restituidos ahora tienen a la vista lonas con información para identificar las parcelas, como la número 1959, donde opera el hotel ahora denominado Coco Ltd y antes de la restitución fue Viento de Mar.

Las otras parcelas corresponden a la número 2044 (definitivo) o 2042 económico, del ejido José María Pino Suárez, donde se encuentra actualmente el hotel en desuso que operó como cabañas Xchel.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios