18 de Noviembre de 2018

Chetumal

Despiden a médicos por presunta negligencia

Cesan al subdirector y a un cirujano del IMSS; el director fue separado del cargo.

La madre de la menor fallecida dijo que al ingresar a la niña al hospital le dijeron que el quirófano estaba ocupado.
La madre de la menor fallecida dijo que al ingresar a la niña al hospital le dijeron que el quirófano estaba ocupado.
Compartir en Facebook Despiden a médicos por presunta negligenciaCompartir en Twiiter Despiden a médicos por presunta negligencia

Alejandra Carrión / SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El subdirector del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chetumal, René López Padilla y el médico cirujano Cristóbal Manuel Avilés Díaz, fueron despedidos por estar presuntamente involucrados en la negligencia que privó de la vida a una niña.

También fue separado del cargo el director del Hospital General de la Zona 01 en esta capital, Ediel Sosa Ávila, quien retomó su función especializada en el área de cardiología.

Fuentes extraoficiales indicaron que luego de las seis de la tarde llegó personal médico enviado desde Cancún, quienes dieron el anuncio sobre la separación del cargo de los médicos involucrados en la presunta negligencia cometida contra la menor que falleció por no haber sido operada del apéndice.

La remoción del cargo obedece a las investigaciones que emprendió el IMSS en contra de las personas involucradas en el caso. De acuerdo con las fuentes de la institución, aún queda pendiente la separación o remoción de otras ocho personas involucradas en este lamentable suceso.

El pasado miércoles primero de marzo, en el panteón municipal previó a enterrar a su hija de nueve años, Sahirely Cervera Bardales y Alfredo Culebro Laureano, dieron una conferencia para dar a conocer la negligencia médica que habían cometido en la clínica del IMSS contra su hija S.C.C. Explicaron que la niña murió de un choque séptico originado por la ruptura del apéndice, luego de que los médicos pusieron mil pretextos para no operarla, entre ellos que el quirófano estaba ocupado.

Días antes, la madre ingresó a la niña al IMSS con una orden médica de operación urgente de un médico particular para ser atendida. Pese a la gravedad del caso, no la operaron. Para los denunciantes su hija murió cuando estaba entrando al quirófano.

Los médicos afirmaron que murió por no haber resistido la anestesia y así lo asentaron en el acta de defunción, pero la autopsia reveló que la niña no tuvo presencia de químicos en el cuerpo; es decir que nunca le aplicaron anestesia, lo que indica que murió mucho antes de ser intervenida quirúrgicamente.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios