|
Si la laguna no se atiende de forma inmediata, se perderá el tradicional color del agua. (Foto: Javier Ortíz/SIPSE).
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.-  A pesar que genera ingresos por más de 15 mil pesos anuales, el balneario “El Ecológico” se encuentra en deplorables condiciones según reportes de la Unidad de Transparencia, porque no se le destina ningún recurso para rehabilitación.

Según el reporte de ingresos del Ayuntamiento, cada año reciben en las arcas dicha cantidad por concepto de cobro de tres pesos por persona, lo que significa que alrededor de cinco mil personas ingresan en ese mismo período de tiempo.

También te puede interesar: Colonos de Bacalar piden mantenimiento en sus calles

A pesar de ello, no se le invierte ningún recurso para proteger el ecosistema, a pesar que es una de las 11 Áreas Naturales Protegidas en el estado de Quintana Roo desde el año 2011.

Estudios que han realizado instituciones de investigación como la UNAM y la Universidad Milwaukee, han detectado en ese lugar la mayor presencia de cianobacterias que son alimentadas con urea, nitrato, nitrito y amonio ocasionadas por la evacuación de las personas dentro del agua, porque no cuentan con sanitarios.

El sitio se encuentra rodeado de humedales que son utilizados por los bañistas para realizar sus necesidades físicas, cambiarse o tirar basura, porque no existe un plan de manejo de desechos en esa zona, no obstante la aportación por entrada y estacionamiento.

Candita Kú Loría, regidora encargada de la comisión de Turismo, destacó la urgencia de que se adopten medidas urgentes para proteger ese ecosistema, para que se cumpla la premisa de práctica de turismo sustentable, pues de otra forma la presencia de vacacionistas está contribuyendo al deterioro de esa reserva natural.

La misma observación realizaron los especialistas de la UNAM, quienes advirtieron de la “insuficiencia en plantas de tratamiento de aguas grises y negras, provenientes de actividades urbanas y agrícolas permite la entrada de fósforo, el cual, aunado a las formas de nitrógeno cambian el estado trófico del sistema”.

De no atenderse de forma inmediata, llevará a un cambio en el estado de oligotrófico de Laguna Bacalar, a uno de eutrófico, ocasionando el cambio en el color del agua y estructura trófica”, reveló el estudio.

Cargando siguiente noticia