Devastan "silenciosamente" zona de manglar en Chetumal

El humedal que se ubica a la entrada de la capital es víctima del relleno que realizan las construcciones cercanas.

|
El relleno de zona urbana resulta en afectación a la zona de mangle en Chetumal. (Enrique Mena/SIPSE)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Enrique Mena/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El crecimiento urbano está marcado por la devastación del medio ambiente y ecosistemas que habitan en el área. En el caso del humedal que se ubica a la entrada de Chetumal, la zona de mangle es víctima del relleno de propiedades privadas; materiales utilizados para la construcción rebasan el límite de la parte trasera del predio y abarcan poco a poco la zona de manglar, urgiendo la verificación por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) para determinar si persiste el ecocidio.

Caso específico el del predio ubicado en la avenida Insurgentes, donde un predio establecido para la renta de maquinaria presuntamente perteneciente al ex dirigente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Fidel Guillen Arjona, donde el relleno con polvo, sascab y piedra está devastando el mangle.

Vecinos del área advierten que con el paso de los años el mangle ha sido erradicado por cubrirse con material de relleno, sin que haya podido ser frenado por ninguna autoridad de orden municipal, estatal o federal.

En este tenor, la regidora y presidenta de la comisión de desarrollo urbano y medio ambiente, Gabriela Santana Duarte, explicó que de acuerdo al Plan de Desarrollo Urbano (PDU) que prevalece en el municipio Othón P. Blanco, está prohibido y sancionable a todo aquel que deprede áreas verdes protegidas.

Cargando siguiente noticia