18 de Junio de 2018

Quintana Roo

Diabetes ‘quiebra’ presupuesto del sector salud

Las complicaciones del padecimiento pueden ser la retinopatía, neuropatía diabética y la insuficiencia renal.

De acuerdo a los servicios estatales de salud, los pacientes con diabetes se han incrementado. (Jesús Tijerina/SIPSE)
De acuerdo a los servicios estatales de salud, los pacientes con diabetes se han incrementado. (Jesús Tijerina/SIPSE)
Compartir en Facebook Diabetes ‘quiebra’ presupuesto del sector saludCompartir en Twiiter Diabetes ‘quiebra’ presupuesto del sector salud

Edgar Olavarría/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Para el Sector Salud un paciente diabético internado en el Hospital General de Cancún “Dr. Jesús Kumate Rodríguez” genera un gasto promedio de entre 30 y 50 mil pesos mensual respecto a la atención ambulatoria que va de 2 mil 500 a 3 mil pesos. La doctora Lilian Chagoyan García, directora y fundadora de la Asociación Mexicana de Diabetes de Cancún, señaló que la Secretaría de Salud (SESA) destina 60% del presupuesto para atender las complicaciones de dicho padecimiento, que pueden ser desde la retinopatía y neuropatía diabética hasta la insuficiencia renal, en ese sentido, el presupuesto de la dependencia para este año fue de 48 millones 272 mil 843 pesos, en tanto, Ignacio Bermúdez Meléndez, director del nosocomio, informó que “los países desarrollados que inclusive tienen el dinero para poder comprar la tecnología están apostando por la prevención”.

La alta prevalencia sobre los casos de diabetes, sobrepeso y obesidad entre la población mexicana ocasionó que el Gobierno de la República, a través del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), presente las declaratorias de emergencia EE3-2016 y EE4-2016 para su prevención y control e incidir en sus diagnósticos, como parte de la estrategia nacional.

También te puede interesar: Sin medicamentos el Centro de Salud de Álvaro Obregón Nuevo

Sin embargo, en Quintana Roo los servicios estatales de salud registran aproximadamente 130 mil diabéticos, sólo la Zona Norte concentra alrededor de 64 mil casos, situación que evidencia el infructuoso resultado del programa de prevención, que de acuerdo con las cifras de SESA de enero a julio, se detectaron a 15 mil 832 personas con factores de riesgo a desarrollar la enfermedad y se realizaron 92 mil 131 detecciones.

“Estamos haciendo detecciones en mayores de 20 años, lógicamente el mayor rango de grupos donde estamos detectando es después de los 40 años, eso no quiere decir que no hemos tenido casos menores a esa edad. A veces hasta detectamos problemas de diabetes entre los 10 y 15 años que no necesariamente son diabetes juveniles, ya que finalmente hay ya niños que nacen con un problema diabético o son insulinas dependientes, aunque por cuestiones de alimentación u otros factores, sobre todo malos hábitos de la alimentación y cuidado del cuerpo pueden generar una diabetes a temprana edad”, informó Yadira Chávez Courtois, responsable Jurisdiccional del Programa del Adulto y Envejecimiento.

Esta situación para la Asociación Mexicana de Diabetes de Cancún ubica al padecimiento como la primera enfermedad crónica degenerativa que propicia una alerta nacional, lo que se traduce como lamentable porque pueden enfermarse de diabetes niños, adultos y adultos mayores no sólo por el problema de obesidad y sobre peso, sino también por los malos hábitos alimenticios.

En ese sentido, “una persona con diabetes que reciba educación en diabetes y tiene su tratamiento puede evitar complicaciones o en caso contrario pueden presentarse amputaciones, ceguera, diálisis y el costo a la Secretaria de Salud hoy la tiene en quiebra, porque estamos hablando que a veces invierte del 60 al 70% de su presupuesto total en complicaciones de propia enfermedad”, informó Chagoyan García.

La complicación más común de la enfermedad es la ceguera, después es la neuropatía diabética que desencadena el pie diabético o en su caso la amputación y lo último es la insuficiencia renal y diálisis, en ese sentido, “un paciente con diálisis diario va a gastar del presupuesto de 2 mil 500 a 3 mil pesos y no hay una sola persona con diálisis y se van a diálisis porque no controlan sus niveles de glucosa y entonces el riñón se lastima y daña”.

De acuerdo con Bermúdez Meléndez “el paciente diabético llega a representar en promedio entre 30 y 50 mil pesos de consumo, lo que representa la atención de un paciente hospitalizado, ya sea que requiere una cirugía, requiera medicamentos, requiera una diálisis peritoneal o entrar en un área de terapia intensiva”.

El nosocomio tiene la capacidad para hospitalizar entre 180 y 200 pacientes, de estos un 30% comprende a enfermos diabéticos, es decir, entre 54 y 60 casos con alguna complicación crónica degenerativa, ante esta situación SESA apuesta a implementar la medicina preventiva además de la curativa.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios