19 de Junio de 2018

Quintana Roo

Atienden en Cancún casi dos infartos al día

Se contabilizan 720 al año, el 80% son de pacientes que padecen diabetes e hipertensión.

Las personas con diabetes están vulnerables a sufrir ataques al corazón, embolias cerebrales, y presión arterial alta. (Redacción/SIPSE)
Las personas con diabetes están vulnerables a sufrir ataques al corazón, embolias cerebrales, y presión arterial alta. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Atienden en Cancún casi dos infartos al díaCompartir en Twiiter Atienden en Cancún casi dos infartos al día

Teresa Pérez/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- Un promedio de 720 infartos al año se registran en Benito Juárez y, de estos, el 80% son de pacientes que padecen diabetes mellitus e hipertensión.

Pedro Villegas Hernández, presidente de la Asociación de Cardiología en Quintana Roo, expresó que las personas con diabetes tienen mucho más riesgo de ataques al corazón, embolias cerebrales, y presión arterial alta.

Comentó que el daño a las arterias coronarias es de dos a cuatro veces más probable en las personas con diabetes, esto por los factores de riesgo como obesidad, tabaquismo, hipertensión, aumento del colesterol, triglicéridos altos y sedentarismo. “Todos estos factores hacen que exista una alteración del metabolismo de las personas tapando las arterias hasta romperlas y formar un trombo y producir un infarto”, dijo. 

Villegas Hernández agregó que los problemas cardiovasculares son silenciosos y pueden pasar desapercibidos, siendo pacientes jóvenes los más propensos a padecerlo. Los más propensos son  personas entre los 35 y 45 años.

Los diabéticos desarrollan episodios coronarios agudos, por ello tienen un riesgo mucho mayor a corto y a largo plazo. Villegas Hernández explicó que en las personas diabéticas los vasos sanguíneos pueden sufrir daños en otras partes del cuerpo, esto debido a que la enfermedad deteriora rápidamente la salud provocando problemas en los ojos (con glaucoma), riñones (insuficiencia renal) y la mala circulación en las piernas y en los pies (ocasionando pie diabético y/o amputación).

“El simple hecho de que la persona sea diabética, tiene un compromiso cardiovascular alto, pues son personas que van a tener problemas en los vasos degenerando la circulación en las arterias y generando complicaciones mortales”, advirtió.

El cardiólogo sugiere que en caso de que una persona comience a sentir dolor en el pecho, opresión, si se corre hacia el cuello o hacia la mandíbula, el hombro y presenta hormigueo en el brazo, deberá acudir inmediatamente al médico para que le hagan un examen de sangre y un electrocardiograma, pues estos síntomas avisan que puede venir un infarto y generalmente ocurren en la noche o en la madrugada, ocasionando mayor riesgo.

“Un paciente diabético y fumador que consume por lo menos 10 cigarrillos al día, en 10 meses fumará seis mil cigarrillos”, cuando llegan con este patrón se entiende el por qué de un infarto, sostuvo el cardiólogo.

Mencionó que los diabéticos representan un gasto muy fuerte para el sector salud debido a que se necesita un equipo especializado para atenderlos, y sus tratamientos, cuando ya tienen una complicación, suelen ser muy caros; por ello, Villegas Hernández dijo que es indispensable que desde la niñez y la adolescencia se cuide la dieta como primera medida de prevención.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en la Encuesta Nacional de Salud 2010, ubica a la cardiopatía coronaria en el primer lugar de defunciones en el país, el 64.1% de 44 mil 64 muertes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios