19 de Junio de 2018

Chetumal

Diconsa suma desvío de $400 mil a desperdicio de comida

Se suma el desvió de recursos en productos alimenticios al desperdicio de las 4 toneladas por parte de Diconsa

Mario Castro Basto continuará como titular de la Unidad Operativa Diconsa, ya que la responsabilidad recayó en personal del almacén. De la Redacción
Mario Castro Basto continuará como titular de la Unidad Operativa Diconsa, ya que la responsabilidad recayó en personal del almacén. De la Redacción
Compartir en Facebook Diconsa suma desvío de $400 mil a desperdicio de comidaCompartir en Twiiter Diconsa suma desvío de $400 mil a desperdicio de comida

Idalia Carrillo
CHETUMAL, Q. Roo.- El desvío de por lo menos 400 mil pesos en productos alimenticios, se suma al desperdicio de cuatro toneladas de alimentos que se dio a conocer la semana pasada en la Unidad Operativa Diconsa Chetumal. Marybel Villegas Canché, delegada de la Secretaría de Desarrollo Social, agregó que la investigación continúa y que se llegará a las últimas consecuencias para que esta situación no se repita, “aplicaremos todo el peso de la ley para sancionar a los responsables”, dijo.

Aunque Mario Castro Basto continuará como titular de la Unidad Operativa Diconsa, señaló: “sabemos que fue del área operativa la responsabilidad, directamente el jefe y el otro funcionario no recuerdo, pero que también es del almacén”, señaló.

Reiteró que la responsabilidad de estos hechos se le atribuyó a estos dos empleados que, incluso, ya fueron dados de baja de la institución y no al subdelegado de la Unidad Operativa Diconsa Chetumal.

Entre los productos desechados en las instalaciones de Diconsa había botellas de agua y alimentos enlatados como sardina, cuya fecha de caducidad marcaba el 2019.

Agregó que derivado de las investigaciones que desarrolla el Órgano Interno de Control de la dependencia, se sabe de otro desvío de recursos por un monto de aproximadamente 400 mil pesos “hay faltantes importantes por el orden de poco más de 400 mil pesos, fue lamentable y hay que llegar hasta las últimas consecuencias”, aseveró.

El propio Castro Basto explicó que en el más reciente inventario de mercancía efectuado en diciembre se detectó un faltante de 627 mil pesos, pero que después de las investigaciones se determinó que el faltante asciende a 477 mil 764 pesos.

Entre las cuatro toneladas de productos tirados en el patio trasero de las instalaciones de Diconsa en Chetumal, había bolsas de avena cuya fecha de caducidad vence en abril de 2017, así como bolsas de 950 gramos de azúcar, mismas que fueron desechadas bajo el argumento de que se humedecieron.

Estos productos nunca llegarán a la mesa de 16 mil familias registradas en el programa federal Sin Hambre.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios