14 de Noviembre de 2018

Policía

Se mata con un disparo en la boca

El octogenario tenía complicaciones de salud y que iba a ser intervenido quirúrgicamente.

Los hechos se registraron en una vivienda de Residencial Villas del Arte. (Eric Galindo/SIPSE)
Los hechos se registraron en una vivienda de Residencial Villas del Arte. (Eric Galindo/SIPSE)
Compartir en Facebook Se mata con un disparo en la bocaCompartir en Twiiter Se mata con un disparo en la boca

Eric Galindo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Un octogenario que había sido hospitalizado recientemente por complicaciones de salud y que en los próximos días iba a ser intervenido quirúrgicamente, la madrugada de ayer se quitó la vida al dispararse en la boca, los hechos se registraron en Residencial Villas del Arte.

Héctor Antonio N, tenía 84 años, era originario de la Ciudad de México, era médico jubilado del IMSS y del Ayuntamiento de Benito Juárez, según el reporte de las autoridades ministeriales.

También te puede interesar: Buscan 'acabar' con los suicidios en Cancún

Actualmente tenía su vivienda en la Región 235, manzana 69, lote 4, número 39, calle Miles, de Residencial Villas del Arte.

El médico padecía de osteoporosis en la pierna derecha, problemas en la cadera, además tenía una operación de marca marcapasos y una hernia inguinal, hace un mes comenzó a tener sangrado en la orina.

Por sus complicaciones de salud lo trasladaron a un hospital, donde le pusieron una sonda para drenarle el sangrado, debido a esto se le inflamó el abdomen y se quejaba de mucho dolor, según el reporte de la policía.

Los oficiales se entrevistaron con el hijo del occiso, quien les señaló que alrededor de la una de la madrugada de ayer su papá le marcó desde el teléfono inalámbrico, le contestó pero no le decía nada, segundos después escuchó una detonación de arma de fuego.

Bajó del segundo nivel y cuando entró a la sala vio a su papá sentado en el sofá y en la mano tenía una pequeña arma de fuego, la cual sabía que desde hace diez años la tiene.

De inmediato llamó al 911 para solicitar ayuda, minutos después llegaron paramédicos de la Cruz Roja, pero confirmaron que ya no tenía signos vitales.

Los peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) ingresaron al lugar donde encontraron el cuerpo sin vida del octagenario, el cual se encontraba sentado en un sofá.

Los criminalistas al revisar el cuerpo encontraron que tenía una herida de proyectil de arma de fuego en el interior de la boca, en el paladar superior, no tenía orificio de salida.

El cuerpo fue trasladado a las instalaciones del Semefo, para la necropsia de ley y determinar las causas de su muerte. No se encontró carta póstuma.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios