18 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Dolor e impotencia en el último adiós a menor de 14 años

Recibió un disparo cuando iba a comprar refrescos con su hermano.

El velorio fue en el fraccionamiento Azul Bonampak. (Eric Galindo/SIPSE)
El velorio fue en el fraccionamiento Azul Bonampak. (Eric Galindo/SIPSE)
Compartir en Facebook Dolor e impotencia en el último adiós a menor de 14 añosCompartir en Twiiter Dolor e impotencia en el último adiós a menor de 14 años

Eric Galindo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La pequeña G. H. B, de 14 años, terminaba de ayudarle a su mamá, en una fonda, que se localiza en la calle 7, de la Supermanzana 66, como no tenían refrescos para ofrecer a los clientes, decidió ir a la tienda con su hermano para comprar, pero el destino le hizo una mala jugada. Ayer sus restos fueron velados en el fraccionamiento Azul Bonampak.

El dolor y la impotencia se manifestaron en los rostros de amigos, compañeros de escuela, pero más de los familiares que exigen justicia que las autoridades y detengan a los responsables de su muerte.

Ayer, las autoridades ministeriales declararon que la menor, de 14 años, se encontraba en el lugar y la hora menos indicada, porque las balas eran dirigidas hacia el sujeto que corría delante de ella y su hermano.

También te puede interesar: ¡Descanse en paz! Muere menor que fue baleada en la Sm 66

Pero esta hipótesis de las autoridades ministeriales no da consuelo a los deudos, porque la pequeña G. H. B., prometía una vida llena de retos y metas.

Para ganarse unos pesos y aun más el cariño de sus seres queridos, en la mañana asistía a la secundaria, en segundo año, que se ubica en la Región 92, por la tarde se iba a la fonda, para ayudarle a su mamá.

El pasado viernes, eran cerca de las 20 horas, a la fonda llegaron algunos clientes a consumir, pero no había bebidas, y ella se ofreció a ir a la tienda por unos refrescos. Su hermano, de 17 años, la acompañó.

Ambos caminaron por la calle 7, después tomaron la calle 18, en ese momento escucharon varias detonaciones de arma de fuego, los hermanos cayeron heridos por los disparos.

Fueron víctimas colaterales de la delincuencia, porque sujetos a bordo de un vehículo dispararon contra un sujeto que corría delante de ellos, pero las balas los lesionaron.

A ella, una bala le perforó la ingle, murió la mañana del sábado, el proyectil le perforó una vena que provocó que se desangrada y muriera. Su hermano, fue herido en un glúteo, pero ya fue dado de alta.

Ayer, el cuerpo de la joven G. H. B., fue velado en un domicilio de la calle Tonina, del Fraccionamiento de Azul Bonampak, estuvieron reunidos todos sus amigos, compañeros de salón y familiares, para darle el último adiós.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios