13 de Diciembre de 2017

Cancún

“Dunkerque” regresa el arte al cine

Intensa, dinámica y profunda, la nueva cinta de Christopher Nolan recuerda que el cine es más que sólo taquilla.

“Dunkerque” es impecable, la mejor en lo que va de 2017 y de las mejores de los últimos años. (Contexto/Internet).
“Dunkerque” es impecable, la mejor en lo que va de 2017 y de las mejores de los últimos años. (Contexto/Internet).
Compartir en Facebook “Dunkerque” regresa el arte al cineCompartir en Twiiter “Dunkerque” regresa el arte al cine

Por Rafael R. Deustúa
CANCÚN, Q. Roo.- Un soldado escapa a la muerte de milagro y llega corriendo a la playa donde lo rescatarán, sólo para encontrar a otros 400 mil esperando la evacuación; es un paraje kafkiano. Christopher Nolan retrata la desesperación de un evento histórico con apenas un letrero y un par de frases pero en esos primeros minutos ya nos tiene atrapados en “Dunkerque”.

En 1940 el implacable avance alemán acorraló al ejército británico, junto con lo que quedaba de las infanterías belga y francesa, en una playa del Canal de la Mancha. Con los buques de la armada acosados por los submarinos alemanes, el rescate quedó en manos de pequeñas embarcaciones civiles.

También te puede interesar: 'Furia Ñera' de Carlos Ballarta llega a Cancún

La planeación fue esencial para la narración de la película pues el director cuenta el rescate desde varias perspectivas y líneas de tiempo: La infantería que esperó por una semana en la playa; los marinos que vivieron un día y la fuerza aérea, en activo por una hora para defender la retirada. Una brillante edición muestra las historias superpuestas hasta coincidir en el mismo tiempo y el espacio.

Los diálogos son escasos pero consistentes, dan algún dato clave y reflejan la personalidad de quién los dice, ya sea el oficial que supervisa la evacuación, el capitán de un yate de recreo o su joven grumete. En pocas frases entendemos el contexto de la escena, o los motivos del personaje, con Nolan haciendo gala del adagio artístico minimalista “Menos es más”.

Tras a cámara estaba Hoyte Van Hoytema, que ofrece bellas tomas, tan importantes por su encuadre y estética como por su narrativa, como un primer plano que muestra la angustia de un soldado que se cubre de un bombardeo mientras de fondo tenemos las explosiones que se acercan a él. Grabó en filme de 70 milímetros, por lo que vale la pena ver “Dunkerque” en IMAX.

La música de Hans Zimmer es un concierto en sí misma, basada en sonidos de sintetizador que recuerdan la intensidad de Vangelis o Jean Michel Jarre. Es esencial para el refuerzo emocional de la cinta junto con los efectos de sonido que emplean para crear tensión.

Las actuaciones están a la altura, con veteranos como Kenneth Brannagh o Mark Rylance y actores probados como Cillian Murphy y Tom Hardy, aunque el verdadero peso emocional cae sobre los novatos: Fionn Whitehead, Damien Bonnard, Aneurin Barnard, Barry Keoghan, Tom Glynn Carney y hasta un colado cantante, Harry Styles.

“Dunkerque” es impecable, la mejor en lo que va de 2017 y de las mejores de los últimos años.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios