21 de Septiembre de 2018

Opinión QRoo

Educación de calidad, tema pendiente en México

Existen muchos temas en los que podemos abundar un poco, pero muchas de las situaciones paralelas que se están viviendo en la actualidad...

Compartir en Facebook Educación de calidad, tema pendiente en MéxicoCompartir en Twiiter Educación de calidad, tema pendiente en México

Existen muchos temas en los que podemos abundar un poco, pero muchas de las situaciones paralelas que se están viviendo en la actualidad, como la pobreza, la inseguridad y el desempleo, pueden dar un giro importante si en verdad damos la importancia que requiere el tema de la educación.

Todos sabemos que la educación está dividida en pública y privada, sin embargo la realidad de México es la educación pública. El máximo organismo en educación es la Secretaría de Educación Pública que fue creada en 1921. Si bien el derecho a la educación está garantizado en la Constitución Política en el artículo 3: “todo individuo tiene derecho a recibir educación. El Estado –Federación, Estados, Distrito Federal y Municipios–, impartirá educación preescolar, primaria, secundaria y media superior. La educación preescolar, primaria y secundaria conforman la educación básica; ésta y la media superior serán obligatorias.

Si bien, el nivel superior no está señalado como gratuito, existen muchos argumentos jurídicos internacionales que facilitan la exigencia de una mayor accesibilidad a este derecho. En general, en nuestro país, el acceso a la educación es un derecho negado. Las posibilidades del nivel universitario son reducidas porque el mismo sistema educativo está cruzado por situaciones económicas.

Las distancias y complicadas vías de comunicación son otro factor que incluye para que muchas personas no puedan o quieran ingresar a estudios superiores. Las diferentes regiones en el país tienen sus dinámicas propias y necesidades específicas y con base en ellas sus habitantes han sido excluidos de este y otros derechos.

A través del Presupuesto de Egresos de la Federación, el Gobierno Federal debe cubrir íntegramente los costos de la educación pública. Para atender a millones de niños, jóvenes y maestros, existe una enorme burocracia que se supone debe ocuparse de todo, desde la construcción de escuelas, hasta del sindicato de maestros. Es muy poco lo que puede aportarse localmente en contenidos, calidad y atención. La burocracia es tan ineficiente para administrar el dinero público, que siempre encontramos escuelas deterioradas y mal atendidas como pasa durante cada periodo de asueto donde no se terminan en tiempo y forma las nuevas aulas.

Si se analiza  el desarrollo de cualquiera de los países desarrollados, se llegará a la conclusión de que la base de todos y cada uno de ellos ha sido el desarrollo de su educación en todos los niveles, desde enseñar a los niños a leer y escribir como planear todos los niveles de su educación: primaria, secundaria, preparatoria, escuelas técnicas y universidades. De esa forma se cuenta con la materia prima necesaria para insertar al material humano en todos y cada uno de los sectores de la economía, y por ende muchos de los flagelos que mencionamos al inicio de esta editorial no existirían o cuando menos serían de porcentajes muy bajos, sobre todo lo que tiene que ver al desempleo e inseguridad.

De acuerdo con el INEGI, el promedio nacional de grados cursados es de 9.1 que se traduce a la secundaria y al inicio de la preparatoria. ¿Por qué se abandona la escuela? Hay diferentes razones, las más comunes son la necesidad de dinero. Los maestros son otra parte de la educación. Con estos resultados y otros, se ha llegado a la conclusión que hay una falta de preparación y de calidad. Pero así como afectan al problema, también lo sufren. Los maestros en México tienen salarios muy bajos y muchas veces se ven obligados a trabajar en dos o más escuelas al mismo tiempo.

En nuestro estado parece ser que la política de educación del gobernador Carlos Joaquin González apunta a una dirección correcta con importantes inversiones en infraestructura educativa y desde luego con gestiones de recursos federales que bien han sabido aterrizar.

Marisol Alamilla Betancourt, titular de la Secretaría de Educación (SEQ), ha seguido al pie de la letra las instrucciones del gobernador y ha tenido una tarea difícil, pero tiene voluntad para hacer las cosas, contando con el respaldo del sindicato de maestros.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios