12 de Diciembre de 2018

Chetumal

Educación, nuevo nicho empresarial

Los padres de familia pueden elegir entre el sector público y el privado: algunos creen de mejor calidad las escuelas particulares.

Las deficiencias de las escuelas públicas son aprovechadas por los empresarios para crear de la educación un nicho de negocios. (Redacción/SIPSE)
Las deficiencias de las escuelas públicas son aprovechadas por los empresarios para crear de la educación un nicho de negocios. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Educación, nuevo nicho empresarialCompartir en Twiiter Educación, nuevo nicho empresarial

Jorge Carrillo/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- En Quintana Roo, como todo el país, los padres de familia pueden elegir entre el sector público y el privado para la educación de sus hijos. El debate para elegir entre un sistema y otro podría ser muy amplio, no obstante, la decisión se basa principalmente en el nivel de aprovechamiento escolar que finalmente logra el estudiante, que quizá no radica en los planes y programas que se implementan en un sector y en otro, sino en la forma en que se desarrolla.

Lo anterior convierte a la educación en un nicho de negocio que es aprovechado en la capital por inversionistas privados.

“En el último año, con el Programa de Infraestructura Educativa realizamos 243 obras de construcción de 177 aulas, cinco laboratorios, 11 talleres y 228 anexos, en beneficio de seis mil 755 alumnos de educación básica, media superior, capacitación para el trabajo y educación superior, con una inversión de 364 millones 300 mil pesos en los municipios de Benito Juárez, Othón P. Blanco, Solidaridad y Bacalar”. El texto anterior fue tomado del más reciente informe del gobierno del estado.

Pese a las millonarias inversiones que se anuncian año con año, el devaluado status de la educación en diversos aspectos como el sindical, nivel de preparación de los maestros, desvío de la vocación del profesor, alto índice de inasistencias de los mentores por diversos motivos, etcétera, empujan a los padres de familia que tienen posibilidades económicas, a inscribir a sus hijos en escuelas particulares.

A diferencia de las escuelas públicas, las privadas tienen características únicas que se adaptan a los planes de estudio que contemplan los sistemas educativos en el país.

Las escuelas privadas en Quintana Roo tienen la flexibilidad de crear un programa especializado para los estudiantes, mientras que las instituciones de educación pública ofrecen un programa general, diseñado para todos los estudiantes, que incluye generalmente las materias de: matemáticas, inglés, lectura, escritura, ciencia, historia y educación física, además en algunas imparten  arte y música.

Las escuelas privadas en Quintana Roo cumplen con el plan de estudios establecido, pero también forman cursos extra, en algunas hay clases de canto, música, pintura, danza, teatro y otras actividades que sirven como complemento de la formación integral del estudiante. 

De acuerdo con los requisitos exigidos por el estado, las personas encargadas de educar en las escuelas privadas son profesionistas que desarrollan sus conocimientos  en el área de Psicopedagogía; estas personas aplican la Psicología para que los alumnos puedan captar mejor, además realizan procesos conductivos y aprensivos para facilitar a los alumnos la posibilidad de aprender.

Algunos inconvenientes detectados por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) a los que los padres de familia se pueden enfrentar en los servicios educativos particulares son el incremento de las colegiaturas sin previo aviso y los pagos para la realización de las actividades extracurriculares.

Otro de los inconvenientes encontrados, que también se han reportado en escuelas públicas es la obligatoriedad que en ocasiones se intenta de que los útiles escolares o los uniformes sean adquiridos en la institución, situación que está prohibida, así como la petición de cuotas para realizar acciones de mantenimiento de la infraestructura.

Las cifras oficiales de aprendizaje en ambos sistemas revelan que los niños que acuden a las escuelas particulares en el país lograron mejor aprendizaje en las materias de Español, Matemáticas y Formación Cívica y Ética, que los que van a las públicas.

Los alumnos de los colegios privados obtuvieron 100 puntos más que los estudiantes inscritos en los planteles públicos, según datos de la Secretaría de Educación Pública (SEP), lo anterior de acuerdo con los datos estadísticos de la propia Secretaría de Educación Pública (SEP), derivados de la evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares (Enlace); las escuelas privadas superaron a las públicas hasta por 145 puntos en las materias básicas de Español y Matemáticas.

Al evaluarse la materia de Formación Cívica y Ética, se encontró que los niños que van a escuelas privadas lograron mejor calificación frente a las públicas, con una diferencia de 59 puntos.

De acuerdo con padres de familia entrevistados, en las escuelas particulares la educación que se imparte es más dirigida y personalizada, debido a que los salones no son ocupados hasta por 35 alumnos como ocurre en las escuelas públicas, los maestros tienen menos inasistencias y aunque el tiempo que pasan en los planteles es similar, lo hacen con mejor calidad y en instalaciones más apropiadas.

Otra de las características que los padres destacan y que hace diferente a las escuelas privadas es que tienen entre sus servicios adicionales a profesionistas en el área de Orientación Vocacional, Psicología, Educación Física, e incluso servicios médicos o enfermería, lo que les brinda mayor confianza.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios