16 de Diciembre de 2017

Riviera Maya

Educación y salud, puntos débiles de Puerto Aventuras

Hay pocos espacios para dar servicio a todas las personas que demandan estos servicios en la comunidad.

Ocho médicos atienden a los 15 mil habitantes que tiene Puerto Aventuras. (Octavio Martínez/SIPSE)
Ocho médicos atienden a los 15 mil habitantes que tiene Puerto Aventuras. (Octavio Martínez/SIPSE)
Compartir en Facebook Educación y salud, puntos débiles de Puerto AventurasCompartir en Twiiter Educación y salud, puntos débiles de Puerto Aventuras

Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Diego Manuel Puc, un padre de familia de 36 años de edad, se muestra caviloso mientras espera su turno para que su hija, una pequeña de apenas seis años de edad, pase a recibir la consulta médica en la unidad médica móvil que se instaló en el fraccionamiento Puerto Maya desde hace algunas semanas atrás, la cual cuenta con tres médicos; mientras tanto en su casa le espera su hijo, tiene 14 años y asiste a la escuela telesecundaria Manuel Aguilar Cruz, ubicado en el poblado de Puerto Aventuras. 

Los dos hijos de Manuel tienen en común que padecen dos de las problemáticas que más mella hacen en la población, por un lado el rezago educativo y por otro el de salud, pues según estimaciones de la delegada del lugar, Olivia Zamudio Escobar, hay aproximadamente 15 mil personas, quienes son atendidos por apenas ocho médicos. 

En el caso del hijo de Manuel, quien cursa el tercer grado de secundaria, aspira a continuar sus estudios de nivel medio superior en la unidad de Educación Media Superior a Distancia (Emsad), el cual depende del Colegio de Bachilleres del Estado de Quintana Roo, sin embargo este establecimiento que cuenta con una matrícula de 155 alumnos, apenas podrá aceptar a una tercera parte de los 198 alumnos que se pronostican egresarán de la secundaria. 

La principal limitante: la falta de espacio para que los pupilos puedan recibir la instrucción educativa. Así pasan las cosas en el poblado adjunto del municipio de Solidaridad, donde 80 % de la población económicamente activa se dedica a la industria turística, informa la delegada municipal.

Carencias en materia de salud

En el rubro de salud, la población cuenta con la Unidad Médica Familiar número 12 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde atiende una doctora; el  centro de salud  tiene dos médicos; un médico en la base de la Cruz Roja; un galeno en una farmacia particular y por último tres en la unidad móvil, la cual según Zamudio Escobar, abandonará la población en dos semanas más, por lo que al final serán cinco especialistas que tendrán que atender la demanda de atención hospitalaria en la población.

Círculo vicioso 

La delegada Zamudio Escobar dice que, uno de los principales obstáculos para que la clínica del IMSS se active y reciba mayor apoyo, es la falta de iniciativa por parte de la población para que se den de alta en el establecimiento, ya que la mayoría lo hace en la clínica que se encuentra en la cabecera municipal; sin embargo Diego Manuel explica que él no se da de alta en la unidad del IMSS debido a la gran cantidad de personas que atiende cada día

La funcionaria asegura que  en alguna ocasión hizo una petición a la delegación regional del instituto, además de que se ha acercado a algunas autoridades, pero no ha obtenido una respuesta favorable de la solución que debiera tener el lugar, pues ni siquiera cuenta con equipo adecuando el nosocomio.

Ubicado en el acceso principal al poblado, que es la avenida Vivero, en la clínica del IMSS se  pueden observar maleza, paredes pintadas y deterioradas que hay tanto en el exterior, como en el interior. En la parte de adentro de la serie de edificios abandonados donde está el nosocomio hay un perro amarrado  que ladra a los que se acercan a divisar que pasa en  el lugar. El abandono total es evidente.

Diego Manuel, que ya dejó de asistir a recibir atención al IMSS del poblado, cuenta que antes para él era un calvario. Agrega que ha querido atender  a su familia en la clínica establecida en Playa del Carmen, pero los costos del pasaje para llegar a la cabecera municipal es un impedimento que al final lo paga con la salud de los suyos. 

De regreso al tema de educación en el poblado, Luis Alberto Canto Salazar, director de la secundaria José Antonio Tzuc Esparza, menciona que los alumnos de secundaria dicen que prefieren quedarse a estudiar su educación media superior en la localidad, sin embargo debido al abandono y poca infraestructura que tiene el Emsad, al final desiste y optan por emigrar escolarmente a Playa del Carmen, aunque en esto atente contra la frágil economía de sus padres. 

Posible soluciones 

El director de salud municipal, Oscar Rodríguez Mendoza, expresa que ya se prepara una ampliación del centro de salud de la comunidad para principios del año siguiente, dicho proyecto se encuentra en planes, ya que ni siquiera los montos de inversión se han cuantificado. Añade que la atención de salud, que se sabe se encuentra rezagada en esa parte de Solidaridad, tendrá que ser tarea de las autoridades de los tres niveles de gobierno.

Por su parte Zamudio Escobar, expresa que resarcir la demanda de lugares para estudiantes para cursar el nivel superior, tendrá que ser con la búsqueda de que el Emsad se constituya en un plantel del Colegio de Bachilleres, tal como existe en la cabecera municipal. Esto se podría lograr durante el siguiente ciclo escolar.

Reconoce que la problemática no solo alcanza a ese nivel educativo, sino que está presente también en los niveles de primaria y secundaria. Se buscó a la representante de la Secretaría de Educación, Haydee Pastrana Sánchez, sin embargo no se le localizó; mientras tanto, padres de familia como Diego Manuel, junto con sus hijos, tendrán que seguir padeciendo el rezago en salud y educación que Puerto Maya y Puerto Aventuras mantienen. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios