13 de Noviembre de 2019

Cancún

Quintana Roo: ejidos ofrecerán “durmientes” para Tren Maya

Pedirán a Andrés Manuel López Obrador ser los proveedores de los recursos maderables.

Los representantes de los ejidos dijeron que cuentan con los “durmientes” necesarios para la ruta del tren. (Paola Chiomante/SIPSE)
Los representantes de los ejidos dijeron que cuentan con los “durmientes” necesarios para la ruta del tren. (Paola Chiomante/SIPSE)
Compartir en Facebook Quintana Roo: ejidos ofrecerán “durmientes” para Tren MayaCompartir en Twiiter Quintana Roo: ejidos ofrecerán “durmientes” para Tren Maya

Alejandro Castro/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Los ejidos forestales de Quintana Roo solicitarán al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ser los proveedores de los recursos maderables necesarios como los “durmientes” de vía, para la construcción de las vías férreas del Tren Maya.

Victoria Santos Jiménez, directora técnica de la Organización de Ejidos Forestales de la Zona Maya, sostuvo que en Quintana Roo hay cuando menos 45 permisos de aprovechamiento forestal distribuidos en los municipios de Lázaro Cárdenas, Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos y Bacalar, con capacidad para surtir 1.2 millones de traviesas de madera o “durmientes” (la parte inferior de la vía) necesarios para toda la ruta.

También te puede interesar: Ejidatarios “descarrilan” el Tren Maya en Quintana Roo

Expuso que, hasta 1998, Ferrocarriles Mexicanos compraba a los ejidos de Quintana Roo 800 mil piezas de madera de este tipo, pero desde entonces esos recursos no han podido ser aprovechados, pues no son de árboles que se comercialicen para muebles o artesanías.

“El abasto de durmientes para el Tren Maya es una oportunidad del gobierno para dar una prueba palpable que demuestre que su propósito declarado de ‘crear oportunidades laborales para mejorar la calidad de vida de los habitantes locales (…) es verdad y no solo un discurso político”, expusieron.

Santos Jiménez aseguró que los durmientes de madera ofrecen muchas ventajas frente a los de hormigón, pues si bien tienen un tiempo de vida menor, representan un menor impacto ambiental y brindan menor vibración del suelo.

El precio acordado entre las comunidades ejidales de cada pieza de madera para durmiente es de mil pesos, de modo que si se requieren alrededor de 1.2 millones de piezas, en el periodo de construcción se dejaría a las comunidades una derrama económica de poco más de mil millones de pesos.

La también integrante de la Asociación de Egresados de Chapingo en Quintana Roo dijo que en la entidad hay por lo menos 100 mil hectáreas forestales, de las cuales los ejidos hacen un aprovechamiento responsable y sostenible.

Este sábado, el presidente de la República tendrá un encuentro con comunidades mayas de Quintana Roo, en la ciudad de Felipe Carrillo Puerto.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name