17 de Diciembre de 2017

Chetumal

"El fin del mundo es pura propaganda"

El padre Mario Sabino González Gutiérrez llama a los feligreses a evitar caer en un falso temor. Hay que creer en Dios, dice.

Como cada domingo el párroco Mario Sabino, recibió las ofrendas de los niños para la gente que lo necesita. (Ernesto Neveu/SIPSE)
Como cada domingo el párroco Mario Sabino, recibió las ofrendas de los niños para la gente que lo necesita. (Ernesto Neveu/SIPSE)
Compartir en Facebook "El fin del mundo es pura propaganda"Compartir en Twiiter "El fin del mundo es pura propaganda"

Ernesto Neveu/SIPSE

CHETUMAL, Q. Roo.- El padre Mario Sabino González Gutiérrez, habló fuerte a la comunidad católica presente en la primera misa del domingo en la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, Catedral de Chetumal, aludiendo el supuesto fin del mundo anunciado en el calendario maya y que, sin embargo, no sería nada más que la conclusión de un ciclo cósmico para dar pieal reacomodo de las cosas en uno nuevo, según esa ancestral civilización.

 
El Legionario de Cristo señaló que en tiempos difíciles, con una sociedad temerosa de Dios, que está ausente, se corre el riesgo de dejarse llevar por la novedad, por propaganda turística que aprovecha cosas que se dicen del mundo maya, “y no sé qué historias”. 
 
“Pero Jesucristo lo ha dicho bien claro, ¿va a predominar la ignorancia del día, de las circunstancias? ¡Es lo de menos!. Lo importante es que estemos preparados. ¿Cual sería por tanto la diferencia entre un católico que sabe que va a haber un fin del mundo, y que sabe que Cristo es, como decía Juan Pablo II, el centro del cosmos y de la historia, y un pseudo creyente que le teme a ese fin del mundo, que está espavorido porque se acerca la caída del sol, las lunas, tsunamis y no sé qué? Es confianza en Cristo. La diferencia es Cristo. Sólo él tiene palabra de vida eterna”.
 
Con voz terminante Mario Sabino, afirmó que únicamente Dios pudiera saber del fin del mundo, al ser todo poderoso, y no ha querido decirlo, sólo nos ha anticipado que estemos preparados.
 
Hizo un llamado a la comunidad para evitar caer en un falso temor, y permanecer en una sana espera del Señor, tal y como esperaban en ese momento 20 niños para recibir la primera comunión.

 

(Edición: Rafael Pérez)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios