23 de Septiembre de 2018

Chetumal

El huevo continúa con un precio 'liberado'

El consumidor tiene derecho a establecer su queja, cuando es víctima de abusos, pero en este caso resulta casi imposible de proceder por que el producto no tiene un precio fijo.

El precio del casillero de huevo, que contiene 30 unidades, oscila entre los 48 y 59 pesos. (Francisco Sansores/SIPSE)
El precio del casillero de huevo, que contiene 30 unidades, oscila entre los 48 y 59 pesos. (Francisco Sansores/SIPSE)
Compartir en Facebook El huevo continúa con un precio 'liberado' Compartir en Twiiter El huevo continúa con un precio 'liberado'

 

Enrique Mena/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- El precio oficial de la pieza de huevo se basa en la oferta y la demanda, quedando entre 1.50 pesos y 2 pesos, es decir, que el casillero se cotiza de 45 pesos en los expendios que venden a mayoreo y menudeo, pero alcanzan un tope de 60 pesos en tiendas de barrotes de la capital. La afectación directa es para las familias que compran el producto en las “tienditas de la esquina”. Mientras, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) esta imposibilitada para imponer sanciones por dos millones de pesos por que el precio carece de regulación.
 
Tal es el caso del establecimiento de nombre “Charito”. Clientes precisaron que la cantidad que pagaron por el casillero de huevo fue de 50 pesos. Ante el cuestionamiento, las dos encargadas del negocio afirmaron que el costo del casillero de huevo es de 45 pesos y los medios informativos no tenían la facultad de cuestionar la forma en que éstas procedían.
 
El precio del casillero de huevo, que contiene 30 unidades, oscila entre los 48 y 59 pesos en supermercados de la capital. No hay un ahorro significativo, así como se adquiere en negocios tradicionalistas, también se puede comprar en dichos supermercados.
 
En diciembre de 2012, el subdelegado de la Profeco en Chetumal, Gabriel Noverola Castillo, anunció sanciones administrativas a todo aquel comerciante del producto básico que elevara de manera desmedida el costo, sin embargo no ha ocurrido así por que no existe un precio oficial establecido.
 
La encargada del departamento de servicios al consumidor, Zazil Rodríguez Pedraza, explicó que todo cliente tiene el derecho de establecer su queja ante las oficinas de la dependencia federal, cuando es víctima de abusos, pero, en este caso resulta casi imposible de proceder por que el precio esta “liberado”.
 
Algunos de los negocios expendedores que se ubican en las cercanías de la central de abasto, Lázaro Cárdenas (mercado nuevo), no exponen a la vista el precio de sus productos, quedando a la intemperie el cobro según consideren los encargados.
 

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios