23 de Octubre de 2018

Quintana Roo

El perro es el reflejo de su dueño

Analizan el uso de los canes en terapias para niños con problemas mentales.

Los perros tienen intención de ayudar a los seres humanos. (Francisco Gálvez/SIPSE)
Los perros tienen intención de ayudar a los seres humanos. (Francisco Gálvez/SIPSE)
Compartir en Facebook El perro es el reflejo de su dueñoCompartir en Twiiter El perro es el reflejo de su dueño

Lara Alfaro/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Al oír la palabra etólogos muchos de nosotros no sabemos a qué se refiere, ésta es una especialización que pueden hacer los veterinarios, relacionada con el comportamiento de los animales, podríamos llamarlo: psicólogo de animales.

Uno de los pocos etólogos en el país es Jorge Luis Pozas Horcasitas, originario del Distrito Federal, quien luego de estudiar por dos años y medio en Canadá su especialización en etología canina, regresó a México y desde hace ocho años trabaja en Cancún mejorando las conductas de los perros.

“A mí siempre me han gustado los perros, enfoqué mis estudios en el uso de los perros en terapias para niños con problemas mentales, pero acá esta tendencia no es aplicada, por lo que trabajo en el comportamiento de estos animales”.

“Es fundamental que las personas sepan que el perro no nació para ser agresivo, su labor fundamental es ayudar a los seres humanos y su comportamiento no es más que el reflejo de las conductas de su dueño”.

Cuando un perro nace, dijo Pozas Horcasitas, es sordo y ciego por 15 días, su único vínculo con su mamá es por el olfato, así que cuando llega su madre, al olerla, detecta que va a comer y se arrastra hacia ella, es allí cuando en su cerebro se crea la relación de movimiento es vida, por ello la importancia de pasearlo a diario.

Problemas de frustración

“Cuando se adquiere a un cachorro y se deja encerrado en casa, éste no se mueve lo suficiente,  es entonces cuando empiezan sus problemas de frustración y su conducta cambia, haciendo cosas como: romper zapatos, ladrar, hacer hoyos y montarse en muebles y camas”.

Por ello recomiendo, agregó, para tener una mascota sana física y mentalmente, que sea paseada, por lo menos, una hora al día, caminatas largas y por diferentes rutas, además de demostrarle confianza para que se críe con energía positiva.    

“Si el dueño del perro siente miedo o inseguridad, el animal capta esta energía y trata de defenderlo, bien sea de una persona o de otro animal, quizás estos sentimientos no se manifiestan  hacia el otro animal o persona, sino es el miedo del amo en relación a la reacción de su perro, pero su mascota no sabe cómo identificarlo, ya que su capacidad de raciocinio es muy básica”. 

“Bruno”, uno de tantos casos

“Bruno”, un gran danés de año y medio, era un perro que al salir de paseo no controlaba sus impulsos, jalaba a su dueña Andrea y en varias oportunidades la tumbó al piso para correr detrás de otros perros.

“No sabía qué hacer con ‘Bruno’, hasta pensé darlo en adopción, lo llevé a clases con un entrenador, pero no cambió su conducta, luego me recomendaron a Jorge y con sólo dos clases su cambio ha sido impresionante, lo saco de paseo y se mantiene a mi lado y lo veo tranquilo, disfruta su paseo”, señaló Andrea.  

En el caso de “Bruno”, dijo Pozas Horcasitas, es que cuando se integró al humano vio el lenguaje corporal de su dueña y sintió su ansiedad y miedo, él se convirtió en líder para defenderla, ahora estoy trabajando en la conducta de ella, para que así sea la líder y tenga el control.

No hay casos que sean imposibles de solucionar, agregó, lo más difícil, es sin duda, cambiar al dueño, siempre se trabaja con ellos, los perros son como los niños, el reflejo de sus padres.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios