20 de Octubre de 2018

Opinión QRoo

¿El sur no tiene nada que ofrecer?

En descuidadas declaraciones que fueron evidenciadas por diversos medios en las redes sociales, la titular de Turismo, Marisol Vanegas Pérez...

Compartir en Facebook ¿El sur no tiene nada que ofrecer?Compartir en Twiiter ¿El sur no tiene nada que ofrecer?

En descuidadas declaraciones que fueron evidenciadas por diversos medios en las redes sociales, la titular de Turismo, Marisol Vanegas Pérez, dejó más que claro que los recursos para promocionar al sur del estado son mínimos porque no hay mucho para promover, ya que no existen productos y servicios consolidados para atraer visitantes.

Si bien la funcionaria habló con verdad al referirse de la triste situación turística de esta parte de la entidad y al enfatizar que no es lo mismo promocionar un producto que desarrollar un producto, que es lo que hace falta en el sur, la superficialidad con la que abordó un tema crucial caló hondo, sobre todo en quienes conocemos el potencial de esta zona eclipsada por las impresionantes bellezas naturales y el explosivo desarrollo del norte de la entidad.

Chetumaleño hasta las células, el empresario Eusebio Azueta Villanueva, conocido en esta capital como “Don Chebo”, no dudó en responder a través de su cuenta personal de Facebook sobre la postura de Marisol Vanegas de manera puntual y muy objetiva.

En un texto contundente, Don Chebo da una lección de historia, identidad y cultura a la funcionaria encargada del turismo estatal y expone muchos de los puntos a favor que tiene el sur para recibir la atención de las autoridades, pero que por desidia han sido ignorados.

“En el sur hay que trabajar, hay que hacer esfuerzos, hay que hacer proyectos, hay que joderse, hay que crear, transformar, la naturaleza también ha sido pródiga, diferente pero bella, sin infraestructura, sin presupuesto, sin imaginación, fácil mejor decimos que no se puede, precisamente el reto, precisamente lo imposible es lo que corresponde, lo demás son pretextos, si las cosas fueran fáciles no tendrían sabor”, escribió el empresario.

En su texto, hace un recorrido por los esfuerzos realizados para estimular el turismo en el lejano periodo gubernamental de Mario Villanueva Madrid, donde se construyó el muelle de cruceros de Mahahual y se habilitó la popular playa de ese destino; se abrió el acceso para Xcalac y se puso a funcionar el servicio de ferry de Chiquilá a Holbox, cuando no era ni de cerca el internacional destino de playa que es hoy.

Sobre Chetumal escribió: “La Capital de un estado próspero, no lo parece, aunque algunos gobiernos anteriores han hecho esfuerzos por darle identidad a la cuna del mismo, el congreso en forma de caracol, la plaza del renacimiento, el muelle arbolado, la plaza con la estatua y las cenizas de nuestro fundador, la fuente del pescador, de los manatíes, la Universidad, el museo de la Cultura Maya, Gonzalo Guerrero dando la bienvenida, Leona Vicario, la chetumaleña, la escuela socialista Belisario Domínguez, los héroes de la misma avenida en fin se han hecho obras para conservar su identidad. ¿Cómo que no tenemos que ofrecer? Lo que sí amerita es su arreglo y conservación y promoción.

No hay lugar en la república que tenga en su entorno tantas zonas arqueológicas como Chetumal, sin embargo no ha habido voluntad para convencer al INAH para permitir su apertura. Estamos rodeados de diamantes como también lo son sus lagunas: Bacalar, Huay Pix, sus arroyos, aguas cristalinas de nuestra bahía en la parte norte, Raudales, Calderitas, Laguna Guerrero, Tamalcab…

Es verdad, todo es improvisado, sin servicios personales de calidad, sin imagen, fideicomisos que no dan resultados, no por falta de ganas, pero inoperantes sin presupuesto y sin estar sujetos a metas y logros”.

Con lucidez y conocimiento del tema, el conocido empresario chetumaleño vertió su sentir -que es el sentir de muchos- en sus palabras, alentando a la esperanza, pero a la vez consciente de una innegable realidad: para las autoridades de turismo, el sur no cuenta.

“Los expertos y cerebros del cambio no prometen milagros para el sur, ni sacrificio y esfuerzo alguno, ni el intento, solo indican que no hay nada que hacer y no hay presupuesto. Morelos, la zona maya, Bacalar y Othon P. Blanco en materia de turismo no cuentan, porque tienen cáncer terminal, sin esperanzas. Hay que cremarlos”, concluyó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios