18 de Agosto de 2018

Quintana Roo

‘El tratamiento para mi osteoporosis ese nunca lo tienen’

Sólo surten el 40% de las recetas en los servicios de salud públicos.

Los pacientes acuden varias veces a la farmacia del Hospital General por sus medicamentos. (Luis Soto/SIPSE)
Los pacientes acuden varias veces a la farmacia del Hospital General por sus medicamentos. (Luis Soto/SIPSE)
Compartir en Facebook ‘El tratamiento para mi osteoporosis ese nunca lo tienen’Compartir en Twiiter ‘El tratamiento para mi osteoporosis ese nunca lo tienen’

Teresa Pérez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- “No es posible que sigamos con el desabasto de medicamentos”, dijo un médico del Seguro Popular ante el reclamo de una paciente por expedirle una receta, cuyos fármacos su Centro de Salud no tenía completamente.

Así como este caso, médicos de cada uno de los sistemas de salud: Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y Secretaría Estatal de Salud (Sesa), mencionaron que sólo 40% de lo que recetan a sus pacientes se surte en la farmacia de la clínica; el resto, se sustituye por otro de menor eficacia o el paciente lo compra. 

También te puede interesar: Sesa responde por insumos básicos en el Hospital General

“…este problema no es algo nuevo, sin embargo, los últimos cuatro meses ya es una constante que los pacientes regresen al consultorio, porque no hay lo que les recetamos y entonces, o cambiamos la receta aunque no sean efectivos los medicamentos, o les pedimos que hagan el mayor esfuerzo para adquirirlos de manera privada”, expresó un médico familiar. 

La queja es unánime entre la gente que acude a consulta en dichas instituciones. Ejemplo de ello es Pilar, de 92 años, a quien su médico de la clínica del Issste le receta un fármaco llamado “Celebrex”, que le ayuda a calmar el dolor de su osteoporosis que le ha dejado postrada a una silla de ruedas.

“Siempre que vengo a consulta me voy a casa sólo con la mitad de mi receta, pero el tratamiento para mi osteoporosis ese nunca lo tienen, el médico lo cambia por otro, pero ese no funciona, mis hijos cuando pueden me lo compran en la farmacia, pero les cuesta más de mil pesos para 20 días, así que cuando lo podemos comprar me dividen la dosis para que me alcance para más tiempo”, dijo afligida.

Un afiliado al Seguro Popular llega cada semana a la farmacia del Hospital General para que le surtan sus medicamentos para tratar su problema en sus riñones; la respuesta es la misma: “este medicamento no lo hay, regrese el próximo miércoles”, y así tiene más de un mes esperando a que le digan que sí hay. 

Hace un mes, estas instituciones públicas de servicios de salud anunciaron una compra consolidada de medicamentos que abastecería hasta marzo próximo las necesidades de tratamientos de enfermedades crónico-degenerativas como hipertensión, diabetes, dislipidemia y osteoporosis; sin embargo, estos fármacos aún no existen en las farmacias de las clínicas.

Socorro es hipertensa y con diabetes desde hace 13 años, en su clínica del IMSS le dijeron que no había fecha para que lleguen sus medicamentos; ella gasta por lo menos 300 pesos en un tratamiento mensual por la hipertensión. 

El último estudio de la Dirección General de Evaluación y Desempeño de la Secretaría de Salud de 2012, menciona que en Quintana Roo el desabasto en el surtimiento de recetas completas para la población afiliada al Seguro Popular sigue siendo el problema

Las enfermedades crónicas por su tiempo prolongado y variabilidad representan la mayor demanda en consulta médica, y con base en el Sistema de Protección Social en Salud (SPSS) la entidad gasta 219.7 pesos en medicamentos de beneficiarios del Seguro Popular, tres pesos con 80 centavos menos que la media nacional. 

“He optado por decirle a mis pacientes que lo único seguro es la consulta gratuita con el especialista, pero no los medicamentos porque esos nunca hay, llevo más de un año pidiendo que se surta la lista de los que se necesitan para tratar la epilepsia y me dicen: ‘no hay para cuando’, entonces mis pacientes para controlar los episodios deben gastar aproximadamente 800 pesos al mes, pero muchos no lo llevan a cabo por falta de dinero”, expresó un galeno del sistema.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios