21 de Septiembre de 2018

Cancún

Ciudadanía debe capacitarse en emergencias

Los habitantes están dejando de lado los riesgos de una explosión o un derrumbe.

Es necesario reforzar el concepto de brigadista comunitario. (Redacción/SIPSE)
Es necesario reforzar el concepto de brigadista comunitario. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Ciudadanía debe capacitarse en emergenciasCompartir en Twiiter Ciudadanía debe capacitarse en emergencias

Fernanda Duque/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Las autoridades de Protección Civil en el estado, así como gobernantes y secretarios han presumido por años que Quintana Roo tiene una población resiliente a los fenómenos hidrometeorológicos, esto quiere decir que sabe qué hacer y cómo actuar en caso de un huracán; sin embargo, esto no se aplica en caso de otro tipo de emergencias, como un incendio.

Desde su experiencia como coordinador de emergencias de la Brigada de Rescate Internacional Cancún (BRIC), Enrique Ochoa Delgado, opinó que del 100% de la ciudadanía, el 50% tiene un conocimiento ambiguo, el 35% tiene noción de los principios básicos y entre un 10 y 15% tienen formación profesional.

También te puede interesar: Municipios de Q. Roo, en declaratoria de emergencia de calor

Hemos caído en pensar que sólo los huracanes nos pueden causar un problema, dejando de lado los riesgos de una explosión o un derrumbe y la gente puede adolecer de eso. Es importante, reforzar el concepto de brigadista comunitario”, mencionó el coordinador.

En la página web del Sistema Nacional de Protección Civil existen infografías y artículos sobre los Atlas de Riesgos, cómo realizar un plan familiar en caso de una emergencia, qué hacer en caso de una inundación súbita y qué debe contener una mochila de emergencia, entre otra información que el brigadista consideró importante para disminuir la ansiedad en este tipo de casos, destacó que lo más importante es no caer en riegos o dificultar la labor del personal capacitado, tal como ocurrió luego del sismo del 19 de septiembre del año pasado en la Ciudad de México.

Tras el temblor, la ciudadanía que salió ilesa se volcó a realizar actividades de rescate en los edificios derrumbados, acción que si bien en los primeros instantes salvó la vida de cientos de personas, en las horas posteriores complicó el trabajo de los brigadistas.

“Es un ejercicio muy loable, lo hacen de buen corazón; sin embargo, imagínate que tienes unos palillos chinos, los dejas caer y pones encima una hoja de papel, y encima de ella pones más palillos chinos, otra hoja de papel y hasta arriba pones a jugar a tu perro, qué estabilidad tendría eso. La gente no dimensiona eso, cuando nosotros llegamos, la gente quiere seguir en la labor y además quieren estar al lado del herido y que nos metamos”, dijo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios