18 de Septiembre de 2018

Chetumal

Empresarios se unen para proteger la Laguna de Bacalar

Hoteleros y restauranteros buscan alternativas para el tratamiento de aguas residuales.

Compartir en Facebook Empresarios se unen para proteger la Laguna de BacalarCompartir en Twiiter Empresarios se unen para proteger la Laguna de Bacalar

Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Empresarios bacalarenses, principalmente del ramo hotelero y restaurantero, muchos de los cuales tienen sus negocios ubicados sobre la avenida Costera, que colinda con la Laguna de los Siete Colores, se reunieron para analizar alternativas en el tratamiento de aguas negras y residuales que generan.

La intención, según dijeron, es evitar la contaminación del manto freático, por lo que están analizando la posibilidad de adoptar un sistema que anula la necesidad de utilizar drenajes, que son del tipo comercial o ecológico, como se utilizan en algunas ciudades que no cuentan con servicio de drenaje sanitario.

De acuerdo a David Martínez Sánchez, presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes de Bacalar, varios establecimientos, por su ubicación geográfica, resulta difícil que cuenten con drenaje sanitario, ya que el de la cabecera municipal funciona a base de gravedad.

También te puede interesar: Bacalar confía en seguir siendo Pueblo Mágico

Sin embargo, el funcionamiento de algunos negocios, que no cuentan con sistemas de tratamiento, utilizan las tradicionales fosas sépticas, cuyas descargas van a parar directamente al manto freático, lo que atenta contra el ecosistema del cuerpo lagunar, el cual constituye la fuente de empleo de cientos de familias y principal atractivo del Pueblo Mágico.

Buscan proteger el medio ambiente 

Afirmó que ese es el motivo de que el sector empresarial de Bacalar se una para adoptar medidas encaminadas a proteger los recursos naturales. Una de las alternativas es la instalación de plantas de tratamiento, denominado Sutrane que es de tipo ecológico o Boss, de tipo comercial.

Ambos sistemas, están siendo utilizados actualmente en balnearios públicos de Bacalar, como el caso de Kankín Tirolesas y otro, en un domicilio particular.

Presentan la particularidad, de que regresan al agua a niveles que cumplen la Norma 003 de la Semarnat, por lo que es seguro usar esa agua para riego o simplemente devolverla al manto freático sin temor de que atente contra los recursos naturales.

Su costo, es cinco veces más que un biodigestor normal, pero su ciclo es más completo, el cual servirá en gran medida para evitar situaciones como el de “Casa Caracol” que realizaba descargas al manto freático.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios