16 de Julio de 2018

Chetumal

En decadencia la actividad ganadera en Quintana Roo

Durante los últimos años, ha disminuido el número de ranchos que se dedican a la cría o engorda de bovinos.

Actualmente hay ranchos en Quintana Roo que se encuentran en completo abandono. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Actualmente hay ranchos en Quintana Roo que se encuentran en completo abandono. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Compartir en Facebook En decadencia la actividad ganadera en Quintana RooCompartir en Twiiter En decadencia la actividad ganadera en Quintana Roo

Edgardo Rodríguez/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La actividad ganadera de Quintana Roo va en declive debido a que durante los últimos años ha disminuido el número de ranchos dedicados a la cría o engorda de bovinos, pues de cuatro mil 500 ranchos registrados ante la Unión Ganadera Regional (UGR), por lo menos el 20% se encuentran vacíos y otro 15 ha disminuido sus cabezas de animales.

De acuerdo con Wilbert Gutiérrez Castillo, presidente de la UGR, mencionó que las condiciones económicas de los ganaderos aún no mejoran, ya que sus dueños han optado por vender una parte o hasta todo su hato ganadero debido a la crisis por la que atraviesan, lo que ha generado que la actividad disminuya en la entidad.

También te puede interesar: La sequía empieza a causar estragos en los campos ganaderos

Armando Mosqueda Junes, presidente de la Asociación Ganadera de Othón P. Blanco, mencionó que en la ribera del río Hondo varios ganaderos abandonaron la actividad y se dedicaron de lleno al cultivo de la vara dulce y vendieron todos sus animales, dejando casi despoblada la región de animales bovinos.

La crisis los alejó de la actividad

Reconoció que en aquel entonces el precio era muy inferior al que se les ofrece hoy en día a los productores, pues en años anteriores se pagaba a 15 pesos el kilogramo de novillo en pie y en fechas recientes ya se ofrecen hasta 35 pesos, lo que representa un incremento importante en términos de cotizaciones y ganancias por venta de ganado.

Sin embargo, la región ha sufrido una disminución importante de población bovina a raíz de los buenos precios que presentó la tonelada de caña durante los años 2009, 2010 y 2011 fechas en las que el kilogramo se pagaba por arriba de los 500 pesos por tonelada y varios ganaderos se vieron seducidos por las ganancias del cultivo y decidieron vender sus animales, por lo que se estima que de 20 mil cabezas de ganado que existían en la zona cañera actualmente quedan menos de cinco mil animales en la región.

Ambos entrevistados mencionaron que a través de diferentes programas y proyectos se han intentado bajar recursos para recuperar parte de los animales que se perdieron por la venta indiscriminada, sin embargo, debido al precio actual de los animales resulta más difícil lograr repoblar el hato.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios