17 de Noviembre de 2018

Quintana Roo

¿Inversión perdida en invernaderos de Quintana Roo?

Productores de los municipios de Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos no cuentan con mercado para colocar su producción.

Cada invernadero otorga empleo directo a cuando menos 10 campesinos; en época de producción laboran hasta 25 labriegos. (Archivo/SIPSE)
Cada invernadero otorga empleo directo a cuando menos 10 campesinos; en época de producción laboran hasta 25 labriegos. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook ¿Inversión perdida en invernaderos de Quintana Roo?Compartir en Twiiter ¿Inversión perdida en invernaderos de Quintana Roo?

Jorge Carrillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La millonaria inversión realizada en los últimos 10 años por el gobierno estatal junto con productores de los municipios de Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos, corre el riesgo de perderse ante el cierre de la empresa Hidroponía Maya, manifestó Emilio Alamilla Miss, representante de los 80 invernaderos sociales construidos en estas demarcaciones.

Alamilla Miss precisó que los campesinos son víctimas de los intermediarios, al no tener los contactos para la colocación de su producción de tomate y chile habanero que cosechan con alta calidad de exportación.

En entrevista, recordó que fue en el año 2001 cuando se inició con el programa piloto instalando 10 invernaderos con el objetivo de verificar su funcionamiento, ante la insistencia de los ejidatarios de incursionar en otros métodos de producción, dejando atrás la roza, tumba y quema de las selvas mayas donde se tiene un suelo pedregoso imposible de mecanizar o de utilizar para la ganadería, lo que dio inicio a las primeras 10 sociedades de producción rural, quienes tuvieron altibajos en la transferencia de la tecnología.

No obstante, señaló que en la primera cosecha de tomate no se contó con suerte, pues sucedió en una temporada en la que los precios estaban muy bajos y no tenían donde comercializar el producto lo que originó que se descapitalizaran, pero a la fecha esos problemas se han sorteado, cuentan ya con una capacitación y un arraigo dentro de la población de este sistema de producción.

El representante de los productores expresó que de acuerdo con lo que las autoridades les informaron, en aquel año, en cada invernadero se invirtieron recursos por un millón 200 mil pesos, de los cuales, el gobierno puso el 70 por ciento y los ejidatarios el 30 por ciento, lo que significó una inversión global de 12 millones de pesos.

Estableció que por cada invernadero se otorga empleo directo a un promedio de entre 10 y 15 campesinos y en época de producción a unos 25, es decir, que de esta actividad dependen alrededor de mil 500 personas en los 60 invernaderos que actualmente están produciendo.

Cada invernadero, agregó, produce entre 30 y 35 toneladas de chile habanero en cada ciclo agrícola, que en las actuales condiciones son compradas a 20 pesos por kilogramo por los distribuidores (coyotes), y comercializadas en la Riviera Maya y Cancún.

Finalmente, el entrevistado hizo un llamado a las autoridades estatales con el fin de que se les brinde apoyo para retomar los canales de comercialización internacionales y que se realicen estudios para incursionar en el cultivo de otras especies que se demanden y que sean rentables para los productores de esa región en la que no existen otras fuentes de empleo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios