En tiempos de guerra no hay vencedores

Mi [email protected] lector, siempre es un gusto coincidir contigo en esta nuestra Cancha Ciudadana. Como tú...

|
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia por Telegram
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia por Telegram

Mi [email protected] lector, siempre es un gusto coincidir contigo en esta nuestra Cancha Ciudadana. Como tú y yo sabemos, al otro lado del mundo, se está librando una guerra terrible entre Rusia y Ucrania, y tal vez parecería que está muy lejos de nuestro lado del campo, pero las consecuencias de un conflicto armado las podemos ver de cerca desde las distintas redes sociales y de otras formas que ahora mismo te voy a platicar.

Las guerras dentro y fuera de la cancha siempre han dejado consecuencias graves, no solo la cantidad de vidas que se apagan, sino también la pérdida de la confianza o de la convivencia entre comunidades. Para resumirlo, dejamos de jugar en equipo y se vuelve un partido donde se comenten faltas que dejan heridas o lesiones difíciles de sanar. Para entender por qué lo que sucede al otro lado de este bello planeta azul nos afecta directamente aquí en nuestro hogar, te mando un centro para que lo remates con tus ideas.

¿Has notado que muchos productos han aumentado sus precios? Si queremos tocar uno cercano a la mesa de los mexicanos, veamos que los precios del maíz y el trigo se dispararon en un 40% y 22%, respectivamente, esto lo compartió Esteban Chavoya, presidente del Sector Agroindustrial de la Canacintra. Afirmando que con la guerra aumentó el costo de fertilizantes y combustibles necesarios para la producción de estos dos alimentos esenciales en nuestras mesas, aumento que resulta un cañonazo en el precio de las tortillas y el pan.

Otros materiales básicos para la industria como el aluminio o el acero siguen subiendo, los combustibles también, es importante que sepas que varios países alrededor del mundo cambian el gasto público para comprar armas o reforzar sus fuerzas militares y le quitan dinero a la educación, salud o desarrollo social. Por cualquier lado que se le vea, la guerra crea crisis negativa que nos exige ecuanimidad y ajustar el parado táctico en la cancha.

De igual forma, si pensemos que Quintana Roo es un destino turístico y que con el incremento de los costos de vida en Europa por el tema de la guerra y el freno al flujo de dinero, muchas familias no podrán darse el gusto de vacacionar este año, surge también este grupo de visitantes que decidan tomar a México y en especial Playa del Carmen como su nueva casa o al menos por un tiempo indefinido. Y dime si no has visto a rusos, ucranianos, alemanes o españoles caminando por la quinta o disfrutando de un café en el mismo establecimiento. Somos ejemplo de comunidad y de equipo para los ojos del mundo, ¡no todo está perdido en el juego!

Definitivamente en las guerras no hay vencedores, pero desde mi posición en la cancha me queda propagar la paz entre los que me rodean, también ser quien capitanee a más jóvenes para que sean líderes que fomenten la paz, la organización de las comunidades y la erradicación de la violencia en cualquiera de sus formas. No me queda más que dejártela botando para que la remates con tu opinión y que siga rodando el balón.

Abrazo de gol.

Lo más leído

skeleton





skeleton