18 de Julio de 2018

Quintana Roo

Enfermos sufrieron las decisiones de la pasada administración

Por dos años no se pagaron los servicios de la sala de hemodinamia.

Se tiene un plan de pago para los próximos tres años para saldar las deudas a proveedores. (Luis Soto/SIPSE)
Se tiene un plan de pago para los próximos tres años para saldar las deudas a proveedores. (Luis Soto/SIPSE)
Compartir en Facebook Enfermos sufrieron las decisiones de la pasada administración Compartir en Twiiter Enfermos sufrieron las decisiones de la pasada administración

Teresa Pérez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La ex administración de gobierno estatal dejó a su suerte a enfermos del corazón con la política de atender solamente a los pacientes infartados y el resto de la población se quedó en el desamparo, además de que por dos años no pagó los servicios de la sala de hemodinamia, única en el sector salud en la entidad lo que dejó una deuda de 20 millones de pesos.

Roberto Borge Angulo y Juan Ortegón Pacheco, ex gobernador y ex titular de Salud, además olvidaron el proyecto que se tenía de migrar al tercer nivel de atención a los hospitales públicos.

Esta sala fue gestionada desde 2012 por el secretario de Salud Rafael Alpuche Delgado y por el entonces, director de Planeación y Finanzas Andrés Luis Morcillo, quien por el padecimiento del corazón de un familiar cercano, apoyó para la edificación de la obra de esta sala de tercer nivel en el primer hospital público de la entidad.

También te puede interesar: Despojaron de dinero federal al sector Salud

Con inversión de 24 millones de pesos en abril de 2013 fue inaugurada para servicio al público, sin embargo, Borge Angulo, entorpeció el funcionamiento de la infraestructura hospitalaria dejando pagos pendientes a proveedores del sector salud y de otros sectores sumando más de dos mil millones de pesos.

Personal del nosocomio comentó que durante la administración anterior solo tuvieron la oportunidad de un tratamiento cerca de 150 pacientes, todos ellos en proceso de infarto e infarto, pues era la condición de las autoridades para recibir a un paciente en esta sala, el resto, aquellos que tenían un diagnóstico de algún soplo, afección cardiaca que limitaba poco a poco en silencio su calidad de vida, no podían calificar para atención porque no era una urgencia. 

“Fueron dos años que no percibimos salario, nos daban a cuenta gotas el presupuesto que se necesitaba para cubrir los gastos mínimos requeridos para cada intervención”,  dijeron molestos personal médico del nosocomio.

 Desafortunadamente, agregaron, siempre se quedó el sentimiento de deuda con el resto de los pacientes que no tenían la oportunidad de mejorar su calidad de vida pues a menor de que su salud fuera de gravedad, nada se podía hacer.

"Nos daban a cuenta gotas el presupuesto" 

El gremio médico que labora en sector público en la entidad ha manifestado su molestia con el trabajo que hizo Ortegón Pacheco en el sector salud, pues negó la atención general a pacientes que requerían subrogar una atención médica como los problemas cardiacos, neurocirugías de mayor complejidad, cirugías de columna por falta de material, solo por mencionar algunos tratamientos de alta especialidad. En la sala de hemodinamia, solo se atendía a quien se encontraba al borde de la muerte.  

Juan Pablo Guillermo Molina, ex secretario de la Secretaría de Finanzas y Planeación estatal, fue el verdugo de más de nueve mil proveedores que lucharon contra marea en busca que un pago por sus servicios, en el caso de Medstent Comercial S.A de C.V., había invertido en este proyecto de la sala de hemodinamia para colocar a Quintana Roo en el tercer nivel de atención a nivel público, sin embargo, le detuvieron los pagos por más de dos años, aun así, el equipo médico continuó a cuentagotas  atendiendo a pacientes aun sin ninguna remuneración.

En un comunicado del gobierno de Borge Angulo refería que uno de sus ejes rectores era garantizarle la salud a la población de Quintana Roo, para el gremio médico, estas palabras fueron solo una burla y por el contrario la salud quedó en completo abandono.

Con base en información de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), ya se tiene un plan de pago para los próximos tres años para saldar las deudas a proveedores e iniciar con las cuentas de mayor rezago en pago para detener el aumento de intereses.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios