22 de Septiembre de 2018

Cancún

Entristece a Iglesia los asesinatos en manos de jóvenes en Cancún

Los padres deben enseñar a sus hijos a caminar por la buena senda que Dios estableció en los mandamientos.

El obispo dijo que es necesario que las familias empiecen desde casa a fomentar los valores más esenciales en la vida. (Víctor Ruiz/SIPSE)
El obispo dijo que es necesario que las familias empiecen desde casa a fomentar los valores más esenciales en la vida. (Víctor Ruiz/SIPSE)
Compartir en Facebook Entristece a Iglesia los asesinatos en manos de jóvenes en CancúnCompartir en Twiiter Entristece a Iglesia los asesinatos en manos de jóvenes en Cancún

 

Esmeralda Espinoza/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Para la Iglesia Católica es de real tristeza y preocupación que sean cada vez más frecuentes los casos de muertos en manos de jóvenes.
 
“Es una tristeza y una preocupación muy grande que cada vez se haga más latente que se trate de jóvenes, quienes realizan actos barbarios y atroces”, expresó monseñor Pedro Pablo Elizondo Cárdenas, obispo prelado de Cancún Chetumal, esto por los casos recientes de un taxista y una mujer que fueron asesinados por jóvenes de apenas pasaban la mayoría de edad. 
 
Considera que todos estos casos tienen su raíz en la ausencia de los valores, principios e inspiración que la sociedad les da a través de las familias, las iglesias, el gobierno y las instituciones.
 
El obispo manifestó que es necesario que al observar la sociedad este tipo de situaciones, como familias empiecen desde casa a fomentar los valores más esenciales en la vida. 
 
“Desgraciadamente estamos sufriendo una crisis muy fuerte de la unión familiar y de la autoridad, del respeto y la formación en la familia”, indicó.
 
Es muy importante que los padres estén al pendiente de las actividades de sus hijos, no se trata sólo de actuar como si les dan  cariño supliendo algunas de las necesidades, se trata de instruirlos a ser mejores personas, para que crezcan sanos en el aspecto físico, moral y espiritual, aseguró.
 
Manifestó que es deber de los padres enseñar a sus hijos a caminar por la buena senda que Dios estableció en los mandamientos para el crecimiento constante de sus valores y virtudes.
 
“Si los padres no les inculcan la virtud, el respeto por los demás, así como la solidaridad, integridad, y el valor de la vida, la familia, ¿Dónde se van a educar? ¿En la familia? ¿En la escuela?, apuntó. 
 
Señaló que hay que poner todos los medios preventivos para evitar que este tipo de desgracias se presenten no solo en Cancún, sino en otras ciudades.  
 
Estas son mejores oportunidades de trabajo, un mejor desarrollo cultural, más espacios de esparcimiento y diversión sana, ya que si esto no es suficiente, los jóvenes se ven desesperados, algunos con serios problemas financieros y sin salida, lo que propicia que cometan robos, asesinatos y otras acciones.
 
Que no se acostumbren a querer ganar dinero fácil y sin tener esa conciencia que esa manera fácil de vivir trae muchas consecuencias, puesto que lleva a la tristeza, la depresión, la cárcel, incluso la muerte. 
 
“No hay que perder la esperanza de que hay un futuro honesto”, agregó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios