14 de Noviembre de 2018

Chetumal

Escepticismo en restauranteros

Incluir caracol en el menú no es garantía de elevar las ventas.

El molusco es uno de los productos del mar preferidos por los consumidores. El gasto actual promedio por comensal es de $150.
El molusco es uno de los productos del mar preferidos por los consumidores. El gasto actual promedio por comensal es de $150.
Compartir en Facebook Escepticismo en restauranterosCompartir en Twiiter Escepticismo en restauranteros

La conclusión de la veda de caracol rosado y blanco en los litorales de Quintana Roo no garantiza un incremento en las ventas de los restauranteros, a pesar de ser uno de los productos del mar preferidos por los consumidores.

Apolinar Gómez Cruz, presidente de la Integradora de Servicios Turísticos de los Restauranteros de Calderitas, consideró que la liberación de los permisos para la captura del molusco provocará una disminución en el precio.

200 pesos podría ser el consumo personal por cliente durante la temporada de Semana Santa.

Afirmó que al ser un producto prohibido y comercializado de manera ilegal, su precio se elevó hasta 350 pesos el kilogramo, en promedio.

“No se puede negar que la pesca furtiva hizo mucho daño porque elevó el precio del caracol”, abundó.

La veda del caracol estuvo vigente por cinco años, y aunque concluyó el 28 de febrero fue el 10 de marzo cuando la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) liberó los permisos para que tres cooperativas iniciaran la captura de tres toneladas del molusco en Banco Chinchorro.

Gómez Cruz, dijo que el inicio de la temporada de captura del caracol no representa repunte en la derrama económica para los más de 30 restauranteros de Calderitas, “será incluida en el menú y esperemos al final del período vacacional para saber si nos ayudó, pero no creo que sea suficiente para aumentar las ventas”.

Recordó que existen otros compromisos por mejorar la imagen de Calderitas, tanto de los empresarios como de las autoridades del municipio de Othón P. Blanco, quienes realizaron un recorrido por la zona de restaurantes y “se comprometieron a destinar recursos para mejorar la imagen urbana”.

Los comensales gastan un promedio de 150 pesos por persona, aunque en Semana Santa se espera un repunte de hasta 90% en la presencia de clientes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios